Feminismo: La raíz del mal.

Ayer sufrimos al enterarnos que había sido aprobada la ley del aborto en sus tres causales. Para el mundo cristiano es un sufrimiento, porque todos aquellos que entendemos que la vida viene de Dios, es un golpe al corazón al ver tanta fuerza desplegada, en una maratónica carrera de argumentos, como si la vida de cada ser vivo tuviera que argumentarse para vivir.

 

La historia de este país tiene ciclos de 40 años en donde se produce una fricción que hiere a nuestra nación. Guerras inventadas, apoyo extranjero para evitar la permanencia de un gobierno, masacres para acallar voces que se levantan en contra de la injusticia, libertades que han sido pagadas con sangre de los mártires que dieron su vida por la tan ansiada libertad que hoy tenemos. Para salir de la dictadura y derrocarla Chile salió a las calles y exigió la salida del dictador y en la presión a una voz, se dio un plebiscito donde se estableció la voz de aquellos que queríamos democracia. Han pasado 40 años y en esta ansia de libertad hemos cambiado y yo me sorprendo de que esos cambios sean para mal. Hasta la dictadura hacia atrás hemos vivido con la teoría del caos y represiones económicas por causa del poder.

 

 

 

Hoy día no es distinto, ya que empresas que hacen lobby con el gobierno de turno como PLANNED PARENTHOOD (empresa que se dedica al aborto libre “PLAN PARENTAL” O PLANIFICACIÓN PARENTAL) y con entidades como la ONU, ONU MUJER, para comprar a través del bolsillo el voto de Senadores y Diputados para abrir la puerta a una ley malvada en donde los médicos abortistas con sus clínicas y centros de salud tengan plena libertad de asesinar.

 

El gobierno habla de cifras y números, queriendo hacer una cortina de humo con las estadísticas, pero sabemos que no hay número que valga cuando se trata de un asunto de moral básica. El problema es que el dinero compra y la gente se vende por él.

 

No solo el aborto, también la ideología de género nos está golpeando y esto no es de ahora. Las ideologías y doctrinas se introducen en las sociedades como un pensamiento, luego como una idea y se va golpeando lentamente hasta que de repente de tanto martillar se incrusta en el pensamiento colectivo y pasa a ser normal cambiar la moral. Esto no sucede de un día para otro. Generalmente, dependiendo de la nación y sobre todo si es un país no desarrollado y de Latino américa, llevará un poco más que otras naciones desarrolladas, que estas maneras de pensar contrarias a la moral nos invadan.

 

La ideología del exterminio como fue en el gobierno de Hitler, llevó tiempo hasta que se implantara como el ideal para establecer una raza pura sin mezcla, una raza superior y fue tanto lo que el FÜHRER (LÍDER-GUÍA- CONDUCTOR) golpeó con sus discursos que logró cambiar la manera de pensar de toda una nación, logró hechizar el pensamiento de tal forma que no había cuestionamiento y no era malo.

 

Volviendo al aborto, la ideología de género necesariamente debemos enfocarnos en el feminismo, incubadora y raíz de estas dos bestias que nos quieren devorar. Es como un ser mitológico con dos cabezas.

 

Según el diccionario feminismo en su definición es: Doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres.

 

Para mi gusto esta definición es muy general y no tiene relación con los movimientos y tendencias que hoy se ven y se pelean, como lo son el aborto, la ideología de género y el derecho sobre el cuerpo.

Parte desde 1789 a 1870 en la revolución francesa, movimiento británico, auge del feminismo norteamericano a principios del siglo XIX y España.

 

Hubo una primera ola: y es que tenía que ver con el derecho a voto, una segunda ola: filósofas, liberales y radicales y una tercera ola: vindicadoras, lo personal es político.

 

Como vemos desde mucho tiempo atrás viene esta lucha de ideas para procurar de manera legal una emancipación de la esclavitud que la mujer ha sentido y ha vivido. Algo que pudo haber comenzado con una buena idea y justas razones, hoy con el correr del tiempo se tuercen para dar paso a un eslogan digno de adorar que es la igualdad. Esta igualdad parte por una igualdad de oportunidades para desarrollarse en los distintos ámbitos de la sociedad y de la vida, y acceder a derechos comunes que tienen los hombres, conseguir el respeto por ser mujer y el derecho a educarse, ser profesionales, abrirse camino para tener reconocimiento y establecer que la mujer es tan capaz como el hombre, que puede participar en política y todo lo que pueda soñar sin límites, que no la ahoguen. Esta necesidad de emancipación también es producto de la opresión de sociedades machistas y orgullosas, que no le han dado apertura a la mujer y se sigue mirando como un objeto de uso. Mujeres al poder o empoderadas forman otras mujeres con el mismo ADN, que si no tienen filtro o leyes que las regulen, lo más probable es que tuerzan su sentido y comiencen a exigir al estado leyes contrarias a la moral y les otorgue manga ancha para decidir con respecto a sí mismas. Cada época ha tenido lo suyo, lo cierto es que ahora al igual que antes, es una lucha tenaz por conseguir la legalidad de que la mujer decida sobre su propio cuerpo y además se ha introducido el pensamiento que tú eres lo que quieres ser o lo que sientes ser. De aquí nace la ideología de género. No solo a través de grupos feministas, somos bombardeados por Hollywood, las historias de Disney, donde la mujer siempre vence la adversidad y no necesita un hombre para vivir, ella puede sola.

 

Esta idea va relegando al hombre a un lugar de desecho, donde para estar en pareja, ya no es necesario que sea un hombre el compañero, sino una igual o viceversa. Tanto así que hoy en día se están haciendo parejas y matrimonios con animales y objetos. Estamos ante un gran deterioro moral donde la gente afectada hace demandas y los jueces terminan dándoles el favor y la estupidez se legaliza.

 

Todo esto no es más que la suma de un gran orgullo distorsionado y deformado. De aquí se desprende este gran árbol del feminismo, salen ramas ideológicas con frases como aborto, dueña de mi cuerpo, libertad, diversidad, orgullo, igualdad, tolerancia y mucho más…son las excusas para encontrar aceptación y valor en una identidad distorsionada. La justicia y la igualdad no tiene que ver con darle una misma ración a todos, sino abrir oportunidades de desarrollo y acceso donde no lo había. Esto es muy distinto a querer mandarse solo y lanzarse a la vida amparado en proyectos de la ley contrarios a la moral. Lo que hoy se ha hecho no es más que esconderse detrás de un movimiento que negocia con la muerte de inocentes y como aval infla cifras que no tiene que ver con la realidad chilena. Cierto es que ONU mujer, cuya representante fue Michel Bachelet, su actual gobierno y el anterior de ella, apoyan a agrupaciones abortistas y movimientos homosexuales, porque debe pagar favores en dinero, que le han hecho a ella, a diputados y senadores por campañas y coimas para que a cambio se abra la puerta a miles y millones de gentes que son y serán potenciales clientes de estas agrupaciones como PLANNED PARENTHOOD, MILES, APROFA. PLANNED PARENTHOOD le pagó a APROFA Y MILES la suma de 931 millones de pesos y el gobierno de Michel Bachelet pagó 98 millones a la filial abortista PLANNED PARENTHOOD. Dígame de qué libertad se trata esto, no es más que un negociado, todo gira en torno al dinero, asegurar el futuro personal y familiar, porque el sueldo de presidente de la República no es suficiente, lo mismo senadores y diputados respetables de la nación, entonces hagamos lobby, porque así cada uno se lleva su suculenta tajada y como la moral no es tema, entonces no hay problema de conciencia.

 

Un pensamiento, una idea, de tanto repetir se hace una consigna y se establece como una verdad innovadora hasta hacerse común, una doctrina para ser una ley. Una mujer y un hombre son portadores de semilla y de un vientre. La vida la da Dios. Nadie más tiene esa facultad de dar vida y de formar a un bebé durante el tiempo de su gestación. Le guste o no, así es. La mujer solamente porta o carga al bebé y Dios se encarga de alimentarlo, a través del cordón umbilical que lo une a la madre. Lo forma mientras ella no sabe cómo sucede este proceso y se forman sus órganos y sus huesos. Ese bebé es una persona individual, un ser humano, a partir de unir un óvulo con un espermio. ¡Eso es un milagro en sí mismo! No es una atribución de la mujer ni del hombre, es más, Dios decide quién es hombre y quién es mujer. El inicio y el fin de nuestros días le compete solo a él, lo creas tú o no.

 

Ahora el proyecto de ley para el aborto pasó a cámara mixta por falta de quorum, por diferencia de un voto. Esperamos que este proyecto se aborte por el bienestar de nuestra nación.La voz del feminismo es un río que hechiza, atrae, seduce los sentidos y levanta el orgullo. Es un ideal nocivo que destruye en todas sus formas.

 

Eclesiastés 11:5  Así como no sabes por dónde va el viento ni cómo se forma el niño en el vientre de la madre, tampoco entiendes la obra de Dios, creador de todas las cosas.

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube