BATALLA CULTURAL: EL SELLO QUE MOLDEA LA TIERRA..

 

 

Job 38:12-14 ¿Has mandado tú a la mañana en tus días?

¿Has mostrado al alba su lugar, Para que ocupe los fines de la tierra, Y para que sean sacudidos de ella los impíos? Ella muda luego de aspecto como barro bajo el sello, Y viene a estar como con vestidura;

 

Un tiempo distinto está en marcha, un nuevo día cuya luz esta mudando de aspecto el mundo, como la arcilla bajo la presión de un sello que le da forma y la reviste, nuestro entorno esta bajo la presión de un sello distinto, el sello de la batalla cultural.

Ese cambio está ocurriendo, movimientos geopolíticos, batallas de sistemas que están dando nueva forma y vestimenta al escenario que conocemos.

Creo haber expuesto más de alguna vez, los diferentes actores de este dilema sangriento en este mismo blogs, las raíces de este árbol son muchas, pero todas dan el mismo fruto de muerte.

 

Loa conflictos en Siria, el dilema francés con sus cientos de mezquitas con musulmanes descontentos y las atrocidades a las que podía llegar Isis no son nuevas, llevan tiempo apareciendo en las noticias, y cualquier entendido podría ver que tarde o temprano estas líneas se encontrarían, de manera explosiva, en un mismo punto en algún lugar, ese encuentro se produjo en el corazón de Francia.

 

Desde las torres gemelas que el mundo no se conmocionaba tanto con un atentado, a pesar de que ya habían existido otros atentados, este último no solo llego a las noticias, sino al corazón confiado de occidente, justo cuando el presidente de Ecuador regresa de su gira por Arabia anunciando la construcción de un centro islámico en Quito, “para conocer más de cerca el islam, que es más que una religión, sino una civilización”, según sus propias palabras, en un completo y mal usado entendimiento, de que esta realidad no es religiosa, sino cultural y esta última es netamente espiritual.

 

Es verdad que no todo los musulmanes son violentos, ni tomarían un arma para asesinar, pero es ingenuo después de revisar los enunciados del mismo Corán y de Mahoma, creer que estos musulmanes no tendrán alguna vez razones justificadas en su religión, para exterminar a los “infieles”, desde que Mahoma llega a Medina, su discurso cambio para justificar su gira sangrienta, llenando el Corán de frases que sin rodeos invitan a la sangre.

 

El islam no es una ideología lejana que se cree solo en el desierto, ahora es una avalancha cultural, predicada en cada nación, envolviéndolas en vestiduras confeccionadas con velos, llena de multitudes sedientas de propósito, financiada por las familias más adineradas de la tierra y avalada por los gobiernos que desean negociar el petróleo de esas zonas, con un potencial alto de explosión de violencia, contra occidente o contra ellos mismos, el islam y su historia, son los protagonistas de esta guerra cultural.

 

 

Hay un nuevo tiempo amaneciendo, revistiendo al mundo, por que el sello de la batalla de culturas lo está moldeando, Siria está en el eje por ahora, pero esto seguirá moviéndose de continuo, lo peor que nos puede ocurrir es intentar enfrentar un escenario distinto con las mismas estrategias y visión que en temporadas pasadas, DEBEMOS REVESTIRNOS, con nuevas ropas que vengan de Cristo, autor y consumador de la Fe, el sembrador de la cultura del cielo, su voz tiene semillas para este tiempo y cada Hijo de Dios posee el agua para hacerlas germinar en su tierra.

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube