HAY LUZ EN TUS OJOS, PUREZA EN TU CORAZON...

 

De pronto abrió sus ojos en esta tierra, no sé si ya estando consciente desde su nacimiento, pero él entendía que era Hijo de Dios, se humilló a tal punto de ser enseñado; de niño aprendió a caminar, hablar, a comer y a vestirse. Como a cualquier niño, lo amaban, disciplinaban, abrazaban, protegían. Creció y luego llegó a tener tal madurez y carácter para poder ver con ojos de Pureza, para entender, que donde caminaba era el Reino de su Padre, porque este hombre, no era cualquier hombre, ¡era Jesús!

¡Si! Jesús también fue un niño, tuvo que aprender a manifestar el cielo en él para que la tierra pudiese contemplar su fragancia. Imaginemos a José y María jugando con Jesús, hablándole, haciéndole gracia para que riera, dándole de comer, bañándolo, enseñándole a lavar sus dientes o cuando ya tenía más años, enseñándole a mirar un reloj, o tal vez una brújula en aquellos tiempos, explicar cómo se amarraba un cordón o algún recorrido que debiese recordar. Podría escribir muchas líneas, tratando de describir cosas que se le enseñan a un niño, porque están en constante aprendizaje ante las novedades de este mundo. Pero, ¿cómo le enseñaban a Jesús?, habiendo una cultura comprometida de por medio que sabemos que pudo haber estado errada, pero en su humildad, fue capaz de que le enseñaran y poder hacer consciente en él, una Mente que vivificó al Cristo que siempre fue.

 

El sistema judío tenia bastantes trabas, que si Dios hubiese tenido que hacer nacer a un hombre puro, sin tener riesgo a ser contaminado con el sistema de este mundo, entonces hubiese hecho otro edén para que el creciera sabiendo que no iba a fallar esta vez, pero en el sistema judío se enfrentó a situaciones que se vieron como una traición practica a la cultura judía tal vez, como hablar con una mujer de Samaria, como generar que un enfermo se sanara el día sábado, porque el día sábado no se trabajaba según la ley.

Siempre hay imposiciones de parte de la sociedad en que vivimos, ideales que solo han edificado los hombres bajo fundamentos falsos. Pero si nos limpiamos de ser aceptados por la sociedad y decidimos hacer lo correcto, lo verdadero y genuino podremos transparentar todo lo que hacemos.

Lo puro viene a ser esa esencia que no importa donde este y en quien este, siempre va a ser pura, porque simplemente es algo que ES. Cuando interiorizamos reglas sociales como lo correcto, entonces estamos ensuciando nuestra forma de Hacer. Por ejemplo: Debo terminar mis estudios, luego trabajar, tener estabilidad económica, comprarme una casa, luego un auto y recién debo formar familia. Aunque pareciera ser lo más óptimo, pero las cosas no se han podido dar en ese orden, los jóvenes comienzan a sentir una frustración constante porque alguien dijo que estaba mal hacerlo de otra forma que eras rebelde o alguien no exitoso.

Hoy, la idealización que acabo de mencionar puede que en algunos casos este obsoleta, pretenden decir que antes de llegar a constituir una familia, debes probar para que no te equivoques de pareja, antes de que tu matrimonio se frustre, y es posible, mejor no te arriesgues, no te cases pues los tramites del divorcio no son nada fácil, y hay que gastar dinero y tiempo en ello.

Ambas reglas están impuestas de mala forma, construir métodos que limitan la forma en que puede estar pasando cada proceso en mi Vida, finalmente el estar pendiente de esto, destruye nuestra forma de ver la Verdad.

 

Más allá de cómo lo hacemos, según que método, preguntar mejor, ¿Por qué hago lo que hago? Tal vez podríamos hacer las mismas cosas que Jesús, decir: ” bueno, me juntaré con la prostituta o hablare con tal” pero si la intención de mi corazón esta errada y en verdad eso lo estoy haciendo para que la gente crea que soy una buena persona, y termino haciendo lo mismo que ellos hacen, entonces no cumplí el propósito genuino.

Si, para el puro todo le es puro, esto no significa que fumaré, ya que esto no hace bien para la salud, hay cosas que de todas formas dañan, y no es necesario ni siquiera preguntar si está bien o mal, sino que también tienen su esencia. Cuando Se mezclan dos esencias opuestas, entonces dejo de vivir Pureza. 

Nuestra labor como Padres es educar a nuestros hijos a tal punto de potenciar la Pureza con la que fuimos creados desde nuestro origen, porque nuestro creador es Puro y fuimos conforme a su imagen, por lo que más allá de enseñar reglas, procuremos que nuestros hijos mantengan una mirada de humildad y amor en lo que hagan, examinar y ver todas las cosas con amor.

Nuestra labor como Jóvenes, primero es identificar la intención de nuestro corazón, y cuanto me ha influenciado el sistema a la hora de tomar decisiones. Si hay algo que suelo preguntar a Dios es en una postura de no saber nada, humildad, es cuando más hayo respuestas. No es lo mismo decir: “Dios, yo sé que esto es lo que debo hacer, ayúdame para que salga bien todo” a decir: “Padre,  no sé nada sobre esto, enséñame, ¿será que debo hacer esto de esta o cual forma?

Porque Dios al altivo lo mira de lejos, y entonces si tú sabes la respuesta, para que le pides al soberano y creador de todo,  que haga lo que tú quieres hacer sin preguntar. Ya que aun siendo Dios y hacerse hombre, como Jesús, se dejó enseñar por la autoridad terrenal, cuanto más nosotros.

No hay métodos para ser puro, no hay reglas para vivir en Pureza, pero si hay un principio muy importante, que es reflejar Luz, todo lo que está oculto finalmente impide una manifestación de la Pureza, Si Jesús tenía algo que decir a sus discípulos no esperaba dos años y luego decirles: “Sabes me sentí ofendido cuando hiciste esto”, o “Sabes está mal eso que dijiste hace un año atrás”. Jesús no tenía problemas en decir lo que realmente pensaba, sabía que al hacerlo rompería algo en las relaciones que debían ser transparentadas, por lo que si, era muy sabio para decidirlo. Por lo que si guardamos rencor, o momentos dolorosos, algo está oculto, la Pureza no puede ser manifiesta.

 

Si estás viendo pornografía, o teniendo pensamientos sexuales que mantienes ocultos, es necesario que se lo comentes a alguien que tome la situación con madurez, alguien que sea capaz de ayudarte, y de ver la situación con Pureza, o tal vez, si estás haciendo algo que crees que este mal, aunque esto se encuentre dentro del rango social, por ejemplo si nunca debieras haber entrado a estudiar pero lo hiciste presionado, es tiempo que te detengas a reconocer el verdadero camino, y que puedas abrir los ojos de tu corazón, los sentidos de tu espíritu, y tomar decisiones basadas en lo realmente Puro, lo contrario de estar en Pureza es estar mezclado pero también es la corrupción, cada vez que haces algo aparentemente correcto, pero no es lo que realmente debes hacer, entonces estas corrompido y debes volver a tu origen, donde te dejas llevar como el viento, por las palabras que Dios habló de ti.

En los jóvenes es recurrente sentir sentimientos de frustración, culpa, miedo, probablemente fueron cosas que también Jesús sintió, incomprensión, el bicho raro, etc. Pero tus ojos se están abriendo a percibir la verdad y no dejes pasar ese momento de pensar y reflexionar todo lo que haces y decides, se ha abierto el camino ante tus ojos, puedes resplandecer y brillar en la Pureza y en el Amor, y estaremos dispuestos a ser testigos de esa Luz Verdadera que desde este tiempo portarás.

 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube