REFLEXION: LA FUENTE DE SALUD ESTA EN DIOS...

 

 

Mi perspectiva respecto a la salud cambió radicalmente cuando realmente empecé a conocer a Jesucristo…y aun sigo creciendo en su conocimiento, sabiduría de lo alto y en Su Vida en mí.

Desde pequeña quise estudiar algo que se relacionara con servir a las personas, ayudarlas en sus sufrimientos, o también en su formación; como mi papá era profesor quise un tiempo ser maestra. Finalmente me decidí por estudiar medicina y me especialicé en Fisiatría (Medicina Física y Rehabilitación). Porque en esta especialidad se puede ayudar a los inválidos y discapacitados. Fue mientras trabajaba en un Instituto de Teletón en Antofagasta, que tuve una experiencia  profunda con Dios; desde entonces inicié una relación personal de vida y salud, a través de Jesucristo. En la Biblia dice: Juan 1:12 “pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales no nacieron de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó (habitó) entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

Hubo un tiempo, un día, una hora para que yo naciera de nuevo. Tuve una condición patológica muy grave: se reventó en mi hígado un quiste hidatídico (esto es un parásito que al reventarse provoca una siembra en el abdomen provocando un shock que provoca muerte casi inmediata)…pero en mi caso Dios obró protegiéndome, permitiendo que el estómago cubriera el quiste roto, impidiendo la salida del contenido hacia el abdomen; porque Dios, mi Padre ,tenía un plan diferente para mi vida; mis dolores eran muy intensos ,mientras esperaba que me trasladaran en avión a Santiago para operarme de urgencia. Recién después de una semana pudieron trasladarme y operarme. Una amiga de mi trabajo oró por mí y me puso en las manos de Jesús; recuerdo muy bien todo y especialmente el haber experimentado una maravillosa Paz que solo El da, y…lo más  “inexplicable”, y por eso milagroso es que se calmaron mis dolores físicos que hasta ese día no habían cedido con ningún analgésico de los que me administraban. Y si bien yo creía en Dios, puedo decir que no había experimentado su poder sanador, y tampoco había experimentado Su Salvación. Al momento de entrar a cirugía me entregué voluntariamente a Dios hablándole: ”si vivo para ti vivo y si muero para ti muero”. Cuando desperté vi que no estaba en el cielo, sino en una sala de post-operados y que Dios había querido que siguiera en esta tierra.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su constitución aprobada en 1948,  define:"La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades." En 1992 un investigador amplió la definición de la OMS, al agregar: "y en armonía con el medio ambiente" .Eso es lo que a mí como médico me habían enseñado. En los 10 años de estudio universitario, se te enseña y capacita mucho acerca de enfermedades, y  por supuesto el método científico y fundamentalmente se considera el ser humano como un cuerpo, que tiene un alma, y dentro del estudio de esto último se separa a la psicología y psiquiatría para estudiar las enfermedades de la mente. Los principios de enseñanza tienen un origen greco romano principalmente.¡¡Está bien aprender de ciencias!!, pero todo esto está sujeto al Espíritu de Dios, y a su poder. Como médico cristiano reconozco la grandeza y soberanía del Padre, y puedo sujetar estos conocimientos.

1Corintios  1:24-25 “para los llamados, tanto judíos como griegos, el Mesías es poder de Dios y sabiduría de Dios. Porque lo necio de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres”.

Lo que en la Biblia dice es que: somos cuerpo, alma y espíritu, y de éstos la vida del espíritu es la más importante, pues fuimos creados a Su imagen y semejanza; y Dios es espíritu.

1Tesalonisences 5:23 “ Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”

 

En la Biblia la palabra salud, tiene muchas acepciones y entre varias de ellas está salud=salvación (en el hebreo Marpé y en el griego Sotería) .Yo puedo decir que experimenté ambas a la vez. Ahora yo no concibo una verdadera salud sin experimentar la salvación de Dios a través de Jesucristo .El es la Puerta entre cielo y tierra. Nuestra caída humanidad, empieza a recibir vida, y salud a medida que entramos y pasamos por la puerta hasta Jesús y caminamos y hacemos nuestra Su Sangre derramada en la Cruz. Dios nos abre esta puerta a través de la cual podemos entrar y alcanzar la salud, recuperar lo perdido. Esa puerta es Jesucristo, y su sangre poderosa derramada en la cruz permite que nosotros nos conectemos con el cielo. La sangre es vida  y El, al dar de su sangre nos devuelve la vida, y nos reconecta con la eternidad. El tiempo que conocemos no existe como tal…podemos sanar el pasado, podemos sanar generaciones, restaurar ruinas antiguas,…

Cuando Jesús le habla a Nicodemo y le dice que es necesario que nazca del agua y del espíritu para entrar y ver  el reino de los cielos, se refiere a ese nuevo nacimiento en que el Padre nos hace sus hijos; cambiamos de un estado de muerte y enfermedad a un estado de vida y gozo. Vamos recuperando la imagen de SERES espirituales, creciendo a la semejanza de Jesucristo y recuperando la gloria con la cual el Padre nos creó.  Estábamos destituidos de Su gloria, por la caída de Adán, el primer hombre. ¡Pero gracias al Padre! …que por la poderosa Sangre de su Hijo, el segundo y perfecto Adán podemos recuperar la vida, y crecer en salud así como prospera nuestra alma. 3Juan 1:2 ¡Oh amado, anhelo que en todas las cosas seas prosperado y tengas salud, así como prospera tu alma!

Ese trabajo lo hace el Santo Espíritu unido con nuestro espíritu. No olvidemos que somos morada de Él, somos su tabernáculo, su santuario; de ahí la importancia de que cuidemos nuestro cuerpo, que ya no nos pertenece. Salud tiene que ver también con santificación, limpieza.  2 Corintios  6:16 ¿Y qué acuerdo entre el santuario de Dios y el de los ídolos? Porque nosotros somos  santuario del Dios viviente,  como dijo Dios: Habitaré entre ellos y entre ellos andaré; Y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Es el Espíritu Santo que comienza a trabajar en nosotros en la medida que nuestra voluntad la sujetamos al Padre, y así va sanando nuestras emociones, nuestra mente, y muchas veces nuestro cuerpo. Hay muchas enfermedades conocidas en la medicina como psicosomáticas, y que actualmente se están tratando con enfoques de “medicina alternativa”; si bien los resultados transitoriamente pueden ser aparentemente beneficiosos, no hay una recuperación definitiva. La fuente de salud está en Dios; Jesús dijo que El es el camino la verdad y la vida, y es la fuente inagotable de agua .Nuestro cuerpo es en su mayor porcentaje de agua y tiene relación que recurramos a Él para beber de su agua.

Jeremías 2:13  Porque dos males ha hecho mi pueblo: me han abandonado a mí, fuente de aguas vivas, y han cavado para sí cisternas, cisternas agrietadas que no retienen el agua.  

El bienestar viene por añadidura, al permanecer en Dios, dependiendo de Él.

Juan 7:38  El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: "De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva." Y tiene que ver con nuestra disposición a renunciar, a morir a nuestro yo.

 

Cuando me bauticé en el mar de Antofagasta tuve una hermosa visión de un gusano que se transformaba en mariposa. Así justamente es la vida que comienza en un hijo de Dios. Nunca más se vuelve al estado anterior. La libertad del espíritu es parte de la salud.

Dios también está preocupado de la integralidad de la salud, pues considera al hombre en su entorno,  ”Volver al huerto” De ahí lo importante de sanar la tierra y de cómo ésta necesita y clama con dolores de parto por la manifestación de los hijos de Dios.(Romano 8:22) Esto es parte de la responsabilidad del hombre en cuidar, gobernar y sojuzgar toda la naturaleza.

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube