REFLEXION: NUESTROS HIJOS, NUESTRA GRAN RESPONSABILIDAD...

 

 

Soy madre de dos maravillosos hijos varones, uno de 3 años y  el otro de 7 meses.  Nunca imaginé que ser madre me haría tan feliz y que a la vez aprendería tantas cosas.  También entender la gran responsabilidad que tenemos me ha impactado más, pues en nuestras manos está el hacer de ellos grandes hombres y mujeres.  Al mirar la juventud de hoy me doy cuenta la falta de paternidad, cuidado, amor y valores que ellos necesitaron y la necesidad de que alguien se los enseñara, hoy vemos el resultado, y con tristeza me pregunto ¿Dónde estuvieron sus Padres?

No discutiré este punto en este reportaje, me avocaré a contarles lo importante que los padres somos hoy para el buen desarrollo de nuestros hijos.

Primero que nada la relación con nuestros hijos debe basarse en el amor.  El amor provocará que todo lo demás sea impulsado y hecho.  Cuando se ama de verdad estamos dispuestos a darlo todo y aún darnos a nosotros mismos por amor a ellos.

Para el correcto cuidado y formación de ellos necesitamos ese amor, “que todo lo puede, que todo lo espera, que todo lo sufre, que todo lo soporta, que no es egoísta…” (1 Corintios13:4-7). Pues tendremos que cuidarlos mucho, en todo tiempo y en todo momento, hay noches que no se duermen y días que no se descansan.  Hay momentos donde ni el frío o el mucho calor te deben detener de darles los cuidados que ellos requieren.  Amarlos ha provocado en mí un nuevo corazón, pues el que ama “está dispuesto a todo”, el egoísmo va menguando en su fuerza, y la paciencia se va acrecentando, todo por amor, Si por amor!!!

Llenarlos de amor, de atención, de muchos cuidados, afecto, juegos, risas, comunicación, etc. ha sido como un bálsamo en el corazón de ellos, he visto que crecen sanos, fuertes, firmes en su personalidad y autoestima.  He podido comprobar aún más cuán importantes y poderosas son las palabras, pues con ellas podemos dar mucha vida o muerte.  El amor por ellos ha provocado que seamos junto con mi esposo muy precavidos y cuidadosos de las cosas que decimos, o cuando hemos tenido que corregir hacerlo con las palabras indicadas.   Así  también cuando nos ha tocado felicitarlo o animarlo a hacer algo, usar las palabras apropiadas.  La triple vitamina “AAA” (amor, aceptación y aprobación) ha sido vital para verlos sanos y felices. Entiendo que si tienen todo esto crecerán bien y estaremos como padres haciendo bien las cosas.

De nosotros dependen sus vidas, podemos hacer de nuestros hijos grandes hombres y mujeres que cambien la historia de una nación o podemos hacer de ellos hombres que las destruyan.  Podemos formarles en sus principios y valores para que honren a Dios y les vaya bien o que caminen en maldición y les vaya mal.  Podemos guiarlos en sus caminos o dejar que otros los guíen en caminos llenos de injusticia y muerte. ¡En nuestras manos están sus vidas!

La familia es la base de nuestra sociedad, por lo tanto con familias fuertes y sanas podremos construir otra nación.  Tu y Yo, como Padres somos importantes, ellos seguirán nuestro ejemplo, caminarán en base a tu guia e instrucción, por eso es vital que tu conozcas muy bien a tu hijo (a) para que puedas guiarla en el propósito y potencial que ellos tienen.  Si lo desconocemos no podremos guiarlos efectivamente. 

Es una gran tarea, lo sé. Se requiere de mucho tiempo y dedicación, pero déjame decirte que vale la pena.  Es emocionante pensar que grandes cosas ellos harán, y serán muy felices haciendo lo que desde antes de nacer fue preparado para ellos.  Te animo, esfuérzate  y se valiente.  Te animo a mirar a tus hijos con amor, como aquellos que son parte del propósito por el cual naciste, te animo a ver a tus hijos con el valor que ellos tienen, no los mires como un estorbo, no creas que al crecer serán “problemas grandes”, pues eso depende de nosotros, de cómo los criemos y amemos.  Saca de tu corazón el pensar que al tener hijos la vida se vuelve fome o que con ellos se coarta tu “libertad”, porque no es así.  Es el inicio de una gran aventura, de años de sembrar para ver después una gran cosecha que tu disfrutarás, al verlos felices y completos.  Gracias a mis padres hoy soy quién soy, sus palabras y los valores que me dieron me formaron como persona. El amor que nos demostraron fue vital, ahora lo entiendo más pues tengo hijos y tengo una gran responsabilidad con ellos.

Cada vez que miro a los ojos a mis hijos, veo la grandeza que hay en ellos, veo lo infinitamente valiosos que son, me pierdo en la hermosura que hay en sus interiores y me estremezco al ver que tienen un potencial mayor que el de nosotros.  Son generaciones valiosas y poderosas, y es una de las razones del porqué el infierno está empeñado en aprobar el aborto en esta nación.  Creo en los propósitos de Dios, pues sino yo no hubiese nacido, y si yo no hubiese nacido mis hijos no hubiesen conocido este mundo, y como generaciones hoy no existiríamos.  Pero hay planes para nosotros y para ti.  Continuemos esta gran tarea que nos fue encomendada, reprobemos con todo nuestro corazón el Aborto en Chile para así conocer estas futuras generaciones que están preparadas para venir.  Ninguno de nosotros es una “causalidad”, hemos nacido para ser hijos, hemos nacido para ser buenos Padres….

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube