TESTIMONIO: SI NO HUBIESE SIDO POR DIOS, HOY NO ESTARÍA VIVA...

07/11/2014

Por Angélica del Campo

 

Mi nombre es Angélica del Campo Morales, vivo en la comuna de El Monte hace 36 años, Soy viuda y tengo 1 hija y dos nietos.  Conocí a Dios un 31 de Diciembre hace doce años atrás cuando El me habló con voz audible y empecé a creer que realmente Dios existía.  En ese tiempo Yo tenía esquizofrenia y mi familia estaba destruida, todo mi hogar estaba destruido aún las cosas materiales, no teníamos nada, ese 31 de Diciembre solo teníamos con mi esposo una botella de bebida para pasar el año nuevo, Satanás me había destruido todo, todo se había echado a perder.  Fumaba 40 cigarros diarios, y oía voces que me decían que me matara, así estuve dos años, me levantaba para ir a suicidarme, aún iba a Santiago y me colocaba al medio de la calle tapándome los ojos para que me mataran.  Me traté de suicidar con pastillas en varias ocasiones, un día más o menos como las 3 o 4 de la tarde, venía el tren y yo puse la cabeza en los rieles para que el tren me matara, pero dos señoras me tomaron de los pies y me sacaron de ahí, caímos sobre unas matas de moras, pero yo lloraba porque me quería matar y no lo había podido lograr. Siempre que intenté suicidarme nunca lo logré, a veces estaba a punto y todo salía mal.  En una ocasión me iba a tirar a un camión que venía fuerte por la calle, pero algo, inexplicable sucedió que me saco de esa situación y no logré tampoco hacerlo. 

 

Ahora entiendo el porqué, ahora entiendo porqué nunca me pude suicidar, Dios estaba ahí cuidándome, El me tuvo misericordia, pues El me ama.  Si no hubiese sido por Dios hoy yo no estaría viva.

Ese 31 de diciembre yo le dije a Dios fumando, paseándome por mi casa: “Si ud. existe Señor yo quiero que Ud. me de a saber si Ud. realmente existe y me ayude”. Yo estaba fumando y entre al baño fumando y ahí Dios me habló. El me dijo: “Si existo, pero así como tú eres, como estás, no me gustas”.  En ese momento miré el cigarro, sentí miedo, sentí vergüenza y ahí en la pileta que hay en el suelo voté el cigarro, me puse a llorar, salí del baño y me fui a mi pieza.  En ese lugar me puse boca abajo en el suelo y fue la primera vez que oré a Dios con la certeza de que Dios si existía.

 

Ahí oré, le pedí perdón a Dios seguí congregándome hasta que una amiga me contactó con unos pastores de Santiago que me ayudaron en mi proceso de liberación.  Desde ahí empezó todo un proceso de sanidad y restauración. En ese tiempo conocí también a un pastor en esta comuna que me ayudó mucho, pues había momentos en que me sentía mal, a veces las voces me atormentaban y El me ayudó muchísimo a superar esta etapa, este proceso. 

Seguí congregándome, seguí buscando a Dios, toda la persecución que había sobre mi vida, ya era menos, y en ese tiempo aprendí muchísimo de Dios.  Cuando entendí que Dios me había sanado, que tenía autoridad, y que Dios me la había dado fue para mi tremendo e impactante.  La palabra dice que nosotros tenemos poder y autoridad sobre toda enfermedad, sobre toda fuerza del enemigo  y nada nos dañará, y fue ahí cuando creí realmente y fui libre.  Se hizo real las palabras de Jesús, cuando El dijo: Conoceréis la verdad, y la verdad te hará libre.  Hay muchas verdades que no conocemos, pues estamos lejos de Dios, el pecado, la rebeldía nos alejan de El, y es así cuando el diablo gana distancia en nuestras vidas, Jesús dijo: “El diablo ha venido a robar, a matar y a destruir, yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.  Si tu hoy estas siendo robado, destruido o la muerte ha venido sobre ti y tu casa a tr1avés de enfermedades, temores, destrucción, etc, entonces ya sabes lo que está sucediendo, el diablo está haciendo su obra.  Pero necesitas conocer la verdad, Jesús es la verdad que libera, cuando le conoces te das cuenta que por muchos años soportaste, aguantaste y creíste las mentiras del diablo que destruyeron y trajeron tanto mal.

 

La esquizofrenia no tiene cura médica, así como muchas enfermedades, para la gente con esquizofrenia el único destino que tiene es internarse en un psiquiátrico, no había otro camino.  ¡Pero a mi Dios me sanó!, ¡Me hizo libre! y comenzaron a restaurarse todas las áreas de mi vida.  Dios un día me mostró en una visión todo lo que había salido de mi casa, la pobreza, la enfermedad, la ruina, etc.  Y así fue, todo eso se lo llevó después de que durante años el diablo se había posesionado de todo lo que yo tenía, incluso mi propia vida.  Ahora sé que para Dios no hay nada imposible, para la ciencia y el hombre hay imposibilidades pero para el que cree en Dios ¡Todo le es posible!. 

 

Jesús dijo: “Yo soy la Resurrección y la vida, y el que cree en mi aunque esté muerto vivirá”….(Juan 11:25)

 

 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube