EDUCACIÓN EN EL HOGAR

16/05/2014

Por Paulina Chávez

 

Hoy en día el tema de la educación, es un tema en boga, tanto por los cambios educativos que se han ido haciendo, como también porque a todos los hogares les atañe.

 

Pero ¿qué es la educación?

Diferentes autores hablan de educación, así por ejemplo, Pablo Freire sostiene que “la educación verdadera es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo”

 

El equipo educativo “Formar” señala que la educación es “un proceso de formación de la persona en el cual debe ser instruido de forma integral en espíritu, alma y cuerpo. Cada uno de estos aspectos deben ser moldeados de acuerdo a la imagen que Dios quiere proyectar en cada uno” señalando que “En el proceso de formación se busca posicionar a las personas en su diseño, de forma que se desarrollen en él y crezcan conociendo quiénes son, dónde deben estar, y cómo pueden llegar a ese lugar”.

 

También la Real Academia Española la define como crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes.

 

Teniendo en cuenta esas definiciones podremos abordar lo siguiente:

Un niño en Chile con la jornada escolar completa pasa entre 8 a 9 horas en el colegio diariamente, invirtiendo la mayor cantidad de las horas en esta actividad educativa y fuera del hogar, siendo bombardeados con ideas, principios, conceptos que van moldeando su ser. Sin embargo, en el hogar  pasa entre 3 a  5 horas despierto en promedio. Frente a esta realidad  ¿Qué es lo que hace el hogar en esas 3 a 5 horas con respecto a la educación de sus hijos?

 

El hogar es el principal agente educador, es la primera instancia donde un niño comienza a educarse. Por lo tanto en éste debiese ser el lugar donde el niño puede comprender quién es, cuál es su propósito en la tierra y así desarrollarse integralmente espíritu alma y cuerpo para transformar el mundo.

 

Todos los hogares son diferentes, con características y costumbres distintas. A pesar de ello debiesen tener factores comunes en estos para potenciar la educación

 

Algunos principios que potencian la educación en su totalidad son los siguientes:

 

El amor

El amor es el principio de todo, si no hay amor nada somos, el amor abre nuestra alma para aprender y disponernos a lo desconocido para nosotros, asimilarlo y adquirirlo. El mayor obstáculo para aprender es el miedo, miedo a no poder aprender, miedo a fracasar, miedo a lo desconocido y así un sinfín de miedos. A pesar de ello, el perfecto amor quita el temor. Por eso debemos amar para educar y ser educados.

 

La palabra

¿Ha escuchado alguna vez que a alguien que le dijeron siempre que no podía, se lo creyó y no pudo?, o ¿le dijeron tonto tantas veces, que termino actuando como tonto?, o quizás a otro siempre le hablaron palabras de bien, “mi hijo es responsable ordenado inteligente”, y aunque quizás era algo que estaba desarrollando termino siéndolo.

 

Las palabras son espíritu y vida. Dependiendo de qué le estemos diciendo a nuestros hijos, los estaremos educando según eso, estaremos formando y haciendo que reflexionen en quienes son a partir de lo que le digamos, luego  en eso se conviertan. ¿Qué les estamos diciendo a nuestros hijos?

 

La Corrección.

Hoy en día es mal mirado corregir a los hijos, se cree que la escuela es la encargada de hacerlo, y que con el poco tiempo que los niños pasan en casa despiertos lo mejor es consentirlos y mimarlos.

 

Sin embargo el mismo amor que hablábamos anteriormente, es el que nos debiese motivar a disciplinar o corregir. Esto produce sabiduría, ý aunque al principio causa tristeza corregir, el niño que es corregido cambiará su conducta, mientras que lo sigan disciplinando,[ ] trayendo alegría al hogar. 

 

Por último y lo más importante, Conocer a Jesús.

El libro de Hebreos 4:13 dice “ Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” Este pasaje se refiere a Jesús y cómo al presentarnos delante de él podemos conocer todo, educarnos, es decir reflexionar y accionar de quienes somos, pues él lo sabe, él nos hizo, y así no sólo podemos conocer de él y de nosotros, sino también del mundo, del universo, de las matemáticas, la física, la historia, etc; pues él las creo. Así la educación, la formación de quienes somos, y cómo podemos transformar la sociedad se vuelve algo sencillo, con sentido, y hermoso a la vez.

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube