EL REAL VALOR DE LA VIDA...MARCANDO LA DIFERENCIA

 

 

Creo que el caso del conocido bebe del Reino Unido Charlie Gard ha conmocionado a muchos en el mundo, a través de las redes sociales la gente ha podido solidarizar con el y demostrar el apoyo a los padres de este pequeño luchador.

Charlie Gard, de diez meses, nació sano, pero a los dos meses empezó a perder peso y fuerza y su salud comenzó a deteriorarse rápidamente. Fue internado en el hospital Great Ormond Street el hospital infantil más antiguo de Inglaterra con un cuadro de neumonía por aspiración.

 

Se le diagnosticó Síndrome de Agotamiento Mitocondrial, una rara enfermedad genética que padecen solo 16 niños en todo el mundo. El mal causa debilidad muscular progresiva y, según los expertos, suele causar la muerte en el primer año de vida. Los médicos del Great Ormond Street acudieron a la justicia para que se les autorice desconectar a Charlie, quien atraviesa la fase terminal de su enfermedad y depende de un ventilador para respirar.

Según los facultativos, el bebé tiene daño cerebral irreversible, casi no puede moverse, ni llorar y está sordo. Consideran que el tratamiento que proponen los padres no lo curaría y que debería recibir cuidados paliativos para dejar de sufrir y “morir con dignidad”. Pero sus papas, Connie Yates y Chris Gard, aseguran que Charlie “no está sufriendo” y que se le debería dar una “última oportunidad” de vivir. Los jóvenes londinenses lograron recolectar más de US$1,5 millones a través de un sitio de financiamiento colectivo (crowdfunding) para realizarle un tratamiento experimental de seis meses en EE.UU. En una entrevista con la BBC admitieron que, de ser exitoso, el tratamiento no lo curaría, pero podría extenderle la vida.

Los papas de Charlie se han opuesto a que desconecten a su hijo, y han luchado una y otra vez para que dejen vivir a su hijo, aún acudieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Francia, pero solo se les dio un plazo para que a través de pruebas puedan demostrar si existe algún tratamiento para darle una mejor vida a Charlie o no. La Corte le dio la razón una vez más a los médicos y los padres grabaron un video y lo subieron a la red contando su historia y pidiendo ayuda, pues aun el derecho de llevarse a su hijo a la casa y disfrutar los últimos días con él le han sido negados, el hospital se niega a entregárselos pues la desconexión del bebe debe ser en el hospital.

 

Tanto el Papa como Donald Trump han ofrecido ayuda para Charlie, y han declarado el deseo de que el niño sea trasladado para que pueda recibir esa ayuda médica que puede darle una mejor vida.

Todo este caso nos ha llevado a pensar y meditar en ¿Son los hombres los que deciden cuando un ser humano debe morir? ¿La autoridad del Estado está por sobre la autoridad y el derecho de los Padres a decidir sobre el bienestar de los hijos? ¿Podemos acaso nosotros los hombres saber cuándo es el día y la hora de morir o si alguien se va a sanar o no? ¿Se le puede obligar a los Padres a no llevarse a su hijo a la casa para pasar los últimos días con Él? ¿Se le puede negar a los padres buscar el mejor tratamiento para los hijos, aunque le digan que igual vivirá poco tiempo? ¿Acaso algún ser humano normal de carne y hueso que siente, que se duele, que piensa no haría eso?

 

Lamentablemente hemos visto como cada vez más gobernantes se creen “dioses” decidiendo sobre quien muere o quien vive, decidiendo en cómo debe pensar una sociedad, imponiendo sus ideologías y sus formas de pensar para que la gente haga lo que ellos quieren y desean, al costo que sea, no importando los derechos más fundamentales de todo ser humano, pasando por sobre todo y todos los que se les opongan. Se han olvidado del respeto a la vida y a la familia por los deseos egoístas y ansias de grandeza.  El desarrollo y crecimiento de una nación no se puede medir en cuánto tiene pues hay naciones con mucho “desarrollo” pero nada en dignidad, justicia, amor y respeto, donde más vale la vida de un animal que la de un ser humano, donde nadie dice nada por la matanza de niños inocentes, sino que lo abalan, pero si salen a marchar por el asesinato o el maltrato animal. Estoy en contra del maltrato animal, (lo aclaro) solo que es discordante que alguien proteste por el maltrato animal y no lo haga NADA por las muertes, abortos o abusos a nuestros niños . Las naciones cayeron en el hoyo que ellos mismos hicieron…pero ¿Dónde estás tú? ¿Dónde están los que marcan la diferencia?....

 

 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube