Reconstruir desde Adentro

 

“Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones”.

 

Al leer esto quizás estés pensando “me parece esto conocido” o “parece ser la realidad que hoy están viviendo las naciones, pues las palabras “ruinas, asolamientos, escombros” son imágenes que se repiten mucho, en las noticias, en las ciudades o en las mismas familias”.

 

Bueno en verdad, no te equivocas al pensar así, pareciera que un “terremoto” estuviese removiendo lo que parecía inamovible, lo que parecía indestructible y verdadero. El panorama lo podemos describir como alguien que llega a su casa y le han entrado a robar, y esta todo abierto, todo desordenado, roto, en el suelo y esa sensación de estar descubiertos, desprotegidos nos remueve y nos hace sentir tan vulnerables, de carne y hueso, que pareciera que nada es seguro.

 

Los sistemas que hoy puedes ver en las naciones, como el sistema económico, político, educacional, comunicaciones, etc. Están basados en las formas de pensar de los hombres.  Cada uno de ellos basados en sus argumentos e ideologías, filosofías y teorías, y han usado muy eficazmente la educación y los medios de comunicación para permeabilizar la conciencia de las sociedades, haciéndolos robots del sistema, y que sin darse cuenta vivan controlados por estos sistemas.

 

Todas estas formas de pensar han edificado las naciones, sin ir más lejos pensemos en cómo es la educación en Chile y como esta ha apuntado solo a hacer de las generaciones mano de obra barata, esclavos en sus formas de pensar, matando la creatividad, robándoles la infancia, haciéndoles creer que se debe estudiar para ganar plata y que eso le da valor a la gente, que el fin de estudiar es porque hay que trabajar para poder vivir, al costo que sea, y en lo que sea, pues hay que sobrevivir. Solo eres alguien si estudias eso te dice el sistema, y el problema es que lo creemos. Y eso ha moldeado a la sociedad, de modo que el que no tiene estudios no es nadie, no sirve para mucho y esa mentalidad la vemos formadas de generación tras generación.

 

Si miramos las naciones en el ámbito político vemos que con sus ideologías y todo han sucumbido, naciones desestabilizadas, gobernantes sin saber qué hacer, cegados por sus deseos de grandeza y poder, y aunque pueden ver el desastre que han dejado siguen obstinados dejando que el pueblo que juraron proteger y administrar bien se esté cayendo a pedazos.

 

Cada nación fue fundada a través de hombres, fundadas desde una forma de pensamiento, y cada gobernante y así cada familia ha escrito sus bases, sus cimientos en base a lo que pensaban.  Generación tras generación muchos cayeron, fracasaron, murieron, y heredaron a la siguiente generación solo ruinas, escombros que impidieron el caminar, escombros tan pensados y difíciles de remover que solo trajeron consigo ceguera, desesperanza y aún más ruina. Muchos levantaron baluartes que solo trajeron destrucción a sus hijos, y les heredaron odio y violencia que cada cierto tiempo buscan reforzarse. Hoy verdaderos cimientos están buscando ser destruidos como la Familia por ejemplo que es la base de la sociedad, para que en vez de ella se ponga cualquier cosa, algo que parezca familia y no lo es. Cada uno ha sido responsable de aquello que ha edificado, y si sumamos todo lo que se ha edificado creo que al mirar las naciones ya sabemos cuál es el resultado.

 

Yo he pensado mucho en ¿Por qué tantos temblores en Valparaíso? Si estudiamos la historia de la ciudad nos daríamos cuenta que hay muchas cosas que deben ser removidas allí, me imagino que al mencionarle esto usted está pensado en el Congreso ¿verdad?.  Si también lo creo, desde allí salen las leyes que están formando esta sociedad, y muchas leyes han salido para beneficiar a los más ricos, y están manchadas por la corrupción, leyes que han ido en contra de la familia y la vida y así…suma y sigue…

 

Pero quiero ante todo esto que pongas atención en las palabras al comienzo de este reportaje, en que se reedificarán, levantarán y restaurarán. Pero no debes olvidarte que para que eso suceda primero se debe mover, remover, destruir y sacar lo que por años hemos edificado, para que recién comience a establecerse lo verdadero.

 

Dios ha prometido “Aun una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles”…

 

Así que hay esperanza, yo creo y persevero porque creo que mis hijos verán las ciudades transformadas y ellos serán la respuesta a los que vendrán….

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube