El Monte: El olvido te está dejando

 

 

¿Cuántos de nosotros cantamos la canción: ¡Chile, la alegría ya viene!? Acordarse hasta resulta chistoso, todos con la esperanza puesta en un nuevo gobierno, con la esperanza puesta en la democracia, en un nuevo presidente, etc. Queríamos ser “libres”, cantábamos “ya basta de abusos, es tiempo de cambiar” entre otras cosas, miramos o anhelamos un nuevo tiempo, una nueva nación, un nuevo camino. Y hoy vemos a todo nivel en nuestra nación, en las regiones, provincias y pueblos lo mismo, aun en las naciones, en sus habitantes la disconformidad y el deseo de que las cosas sean distintas.

Lo que hoy podemos ver en nuestra nación, por ejemplo la corrupción, no es un asunto actual, hoy ha salido a la luz, pero si analizamos mejor nuestra historia nos damos cuenta que es algo que siempre ha estado.  La corrupción, el robo, el aprovechamiento, ha estado siempre, ahora claro nos admiramos pues se nombran los responsables, o al menos se trata de hacer, se han dado a conocer cifras impresionantes, hay investigaciones que se están realizando y que aún mas manifestarán lo escondido, pero vuelvo a decir no es algo actual, es algo que ya estaba.

 

Creo que aún más, todo lo que ha sido hecho en lo oculto saldrá a la luz, todo eso que ha estado durante años y años, pegado al corazón y al alma de Chile será sacudido.  Toda esta injusticia, maldad, pecado se está mostrando, los sistemas están colapsando, vemos que muchas “respuestas de hombres” no sirven ante el panorama que viven las naciones ¿es que acaso se puede edificar en un cimiento de barro? ¿Se puede edificar sobre ruinas? ¿Se puede colocar un parche nuevo en un vestido viejo? Absolutamente NO, es como querer echarle vino nuevo a un envase viejo, obviamente se romperá, no lo podrá contener.

 

Mientras no se establezca la justicia en el lugar donde vives no habrá paz, pues el efecto o la consecuencia de la justicia será la paz. Mientras no haya un cambio de verdad, en el corazón  de nuestras autoridades, un cambio en su manera de pensar, que los guie a ir por otro camino, el de la honestidad, al del amor por la gente, al del amor por el más necesitado y velar por los indefensos.  ¿¿Podemos esperar algo mejor si decidimos seguir igual??

 

Me impresionaba mucho a nivel comunal por la noticia de la repactación de la deuda de la luz en nuestra comuna montina. Muchos estaban contentos pues decían eso “ya se había solucionado”…..yo la verdad me preguntaba ¿Qué se había solucionado?, si el repactar nos  trae graves consecuencias a todos, las futuras administraciones tendrán que hacerse cargo de seguir pagando las cuotas más los intereses que al repactar se generan, el hecho de tener que pagar la deuda generará una reducción del presupuesto municipal. ¿Y de esto quien se hace cargo? El dinero que estaba destinado para otros ítems tendrá que ser ocupado en pagar una deuda que se arrastra durante años y nuestra comuna por los años que vienen tendrá que sufrir las consecuencias de malas administraciones. Perdón queridos montinos, pero no tapemos el sol con un dedo, el hoyo se agranda aún más, ¿Dónde está el dinero que se debiese haber ocupado para pagar la luz?...

 

Amigos, como les mencionaba en unas líneas más arriba todo será sacudido, la verdad clama desde las calles, hay gente que si tiene hambre y sed de justicia que están despertando para ya no guardar más silencio, hay gente que ha salido del barro, que cortó con la injusticia, y que está alumbrando y está produciendo un despertar. El olvido de la comuna está desapareciendo, ahora hay más que la recuerdan en sus oraciones y esas plegarias están siendo escuchadas. O es que pesamos que Dios ¿no hará nada? El juez de toda la tierra ¿No juzgará? O que se quedará callado sin hablar...No mi amigo, El no es una imagen de yeso, de plata o de madera, El está vivo y sus ojos rodean todas la tierra para dar a cada uno el pago que merece...

 

 Hay gente que anhela la paz, por eso se han levantado como justos para que así esta se levante, hay gente que se ha limpiado y no le debe favores políticos a nadie, ni necesita de hombres para vivir que se han decidido a ser una voz en su ciudad, a denunciar lo oculto, como en los días de Juan el Bautista.

Todos anhelamos una nueva comuna, una nueva nación, pero en el anhelar nos quedamos, debemos tomar nuestra responsabilidad en esto, si queremos que un nuevo camino se abra entonces debo entender primeramente que es NUEVO, o sea no se conoce y con cosas viejas no se podrá establecer ni nadie podrá caminar en él. Nos toca hacer nuestra tarea, por eso hablamos a través de estas líneas, pues si debemos asumir nuestra responsabilidad como habitantes de esta comuna y nación, no podemos esperar un cambio si nosotros primero no cambiamos, si no es cambiado desde el fundamento, pues no se puede edificar en robos, mentiras, engaños, estafas, fraudes, orgullo, idolatría, inmoralidad, etc, etc. No se puede poner un fundamento nuevo sobre uno viejo, no se puede edificar en las ruinas de las generaciones pasadas, o es nuevo o sino no sirve.

 

¿Tu tomarás esa responsabilidad? Quizás te estas preguntando como es que hay que hacerlo, sabes debemos partir siendo honestos con nosotros mismos y con el resto, debemos partir por arrepentirnos de lo que hemos hecho, es nuestra responsabilidad que aquellos que hoy nos gobiernan estén ahí, fuimos nosotros los que los elegimos, yendo o no a votar, los elegimos igual, pues al no ir a votar dejamos que otros decidieran por nosotros…empecemos a dejar que entre la luz, como quien se levanta en la mañana y comienza a abrir las cortinas de su casa, de una a una, para que la luz entre y así quede todo iluminado, empecemos a abrir las cortinas, y que la luz lo muestre todo, alumbre lo escondido, lo que durante años ha estado escondido, aunque duela, aunque cueste, esto traerá mucha vida a la ciudad.

 

No esperes un cambio en la comuna si tu no has cambiado, no esperes un cambio, se tú el cambio.

Arrepintámonos del amor al dinero, de desear tener el dinero a toda costa para así sentirte poderoso o importante y ocultar detrás de este la falta de identidad que como nación hemos tenido. Cambiemos el enfoque del porque trabajamos, porque estudiamos y porque deseamos tener un título profesional, pues eso significa estar metido en el mismo sistema que mueve a este mundo. Que este sacudir de fundamentos rompan los velos que por tantos años han segado las naciones, se rompan las cadenas que nos han esclavizado, se quiebre el despropósito y la tristeza de no saber para que vivimos o que debemos hacer. Que este sacudir comience a escribir una nueva historia, escrita por ti y por aquellos que alumbraste con tus decisiones y tu determinación…definitivamente un nuevo tiempo esta llegando…

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube