¿El Efecto Mariposa o la Firmeza de mis pasos?

 

En medio de un amplificado aire de colapso, informaciones inmediatas, configuran una acelerada y triste sensación en el aire. La sensación es que vivimos en un mundo patas para arriba todo el tiempo. En nuestro caminar, buscamos controlar el mañana, y obviamente varios sucesos a nuestro alrededor, no son planificados, “son parte de la vida” diríamos, sin embargo el confundir a las masas, no es una tarea difícil si se quiere, por ejemplo, re distribuir la economía o endeudar a la gente. Vivimos sobre estimulados y llenos de ansiedad.

 

La Teoría del Caos o Efecto Mariposa, de los científicos Edward Norton Lorenz y James Yorke, estipula que, dadas unas condiciones iniciales de un determinado sistema dinámico caótico, cualquier pequeña discrepancia entre dos situaciones con una variación pequeña en los datos iniciales, acabará dando lugar a situaciones donde ambos sistemas evolucionan en ciertos aspectos de forma completamente diferente. Es como decir, “que por retrasarte un minuto, encuentras el semáforo en rojo, por lo tanto un atochamiento, y llegas una hora tarde a tu trabajo, y luego te despiden” (James Yorke).

 

Bajo este prisma, vemos una sociedad ansiosa y ambiciosa, inmediatista y oportunista, carente tiempo, de instancias de reflexión, que es en lo externo práctica, tiende a simplificar, pero que al mismo tiempo prioriza y se llena de cosas sin importancia. Un mundo lleno de ídolos, que pretende alcanzar lo inalcanzable, que se estresa por lo que puede y podría suceder, que controla todo el tiempo y que al mismo tiempo es controlada por el temor. Una sociedad globalizada, que se jura vivir en el progreso, pero en realidad está pobre, vacía, desnuda. Pienso en las Naciones Latinoamericanas, pienso en Chile, masas vulnerables ante populistas y capitalistas, que todo el tiempo les pintan Los colores de la realidad, cargando la balanza para un lado y otro.

 

¿Te has fijado que para el sueño tomas café, para sentirte mejor tomas chocolate y quienes fuman, lo hacen para calmar los nervios? Son algunos síntomas de este mal. Balances y desbalances químicos en tu cuerpo, buscando un placebos, pero son aguas que no pueden calmar la sed. Te llenas de sustitutos que cavan más profundo el vacío en tu interior. El temor y la incertidumbre trabajando juntos, prestos para atormentarte, quitarte el aliento, bajar tus brazos, robarse tu esperanza.

 

He visto gente que se automedica (por si a caso), compra pólizas de seguro, ultra protege su casa, trabaja más de lo que su cuerpo soporta, busca mandar y controlar a sus más cercanos, etc. He visto gente que se autoprotege poniéndose máscaras, aparentan ser lo que no son, y tener lo que no tienen, yo fui uno de ellos.

 

No podemos evitar las circunstancias adversas, hay días buenos, y otros difíciles, habrán diferencias en el matrimonio, frente a los hijos, en el trabajo, malas decisiones, infinidad de factores que no podemos controlar. Lo mejor que puedes hacer, es reconocer que por más esfuerzo que hagas, no puedes añadir ni un centímetro a tu estatura, ni más horas a tu día, el temor te lleva a la muerte, porque viene de ella, y además te hace egoísta y egocéntrico, porque vives queriendo sobrevivir.

 

Yo vivo en la certeza del Dios Vivo, a quién he mirado, aprendiendo de Él a amar, a valorar lo importante, a creer, a tener lo necesario y ser agradecido de ello, sin buscar lujos ni apariencias. Soy como soy, porque soy lo que Dios habló y creó de mi, no necesito demostrar nada, no necesito protegerme, pues a Dios le pertenecen mis días y lo único cierto es el camino que Él puso delante de mi. Por esta razón, vivo en paz. ¿Qué vas a hacer tú? 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube