EL DISEÑO DE LA MUJER...

 

 

Vamos a partir de la base que Dios nos  diseñó con múltiples capacidades y funciones,  para ser la ayuda idónea del hombre. 

Descubrir este maravilloso diseño es vital para tener una vida plena y feliz. 

Mientras mejor nos conocemos a nosotras mismas,  mejor vamos a cumplir con las tareas y asignación que se nos ha asignado.  Vamos a entender el propósito de cada una de las formas,  cualidades,  capacidades y dones que están en nosotras y simplemente nos  vamos a maravillar del amor y la creatividad que Dios usó para formarnos. 

Pero tenemos que recordar que tenemos un enemigo de éste diseño, que ha perseguido torcer y distorsionarlo desde Eva en adelante.  Ese enemigo se llama Satanás el diablo. 

En el libro del Génesis relata cómo Eva es tentada a desobedecer la voz de Dios y la voz de su esposo Adán, a salirse de su cobertura para obedecer otra voz y elegir otro camino.  Después de que la mujer y el hombre pecan, Dios hace una declaración:

"Haré que tú y la mujer sean enemigas; pondré enemistad entre sus descendientes y los tuyos. Un hijo suyo te aplastará la cabeza, y tú le morderás el talón " Génesis 3:15

Entonces podemos analizar cómo el enemigo ha estado desde entonces buscando las formas y estrategias para destruirnos,  por causa del diseño.  Por eso es tan importante saber con lo que el Padre nos ha capacitado,  para no permitir que ése diseño sea destruido no solo en mí,  sino en mis generaciones.

La mujer tiene el don de dar vida: 

“Y les dió esta bendición: Quiero que se reproduzcan,  quiero que se multipliquen ,quiero que llenen la tierra y la pongan bajo su dominio. Que dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los seres vivos que se arrastran por el suelo".

 

Nosotras fuimos creadas con el extraordinario don de dar vida,  dar a luz hijos y generaciones.  ¿Cómo busca Satanás torcer este diseño?  Influenciando en la mujer para que crea que la maternidad,  los hijos, son un estorbo,  una carga,  un problema,  una limitante para sus sueños.  Y se toma de todo argumento falso para lograrlo, como los medios de comunicación por ejemplo.  Así va cambiando la mentalidad de la mujer,  para que rechace,  no valore este don tan precioso.  Por eso podemos ver en este tiempo,  cuanto ha crecido el control de la natalidad,  en países desarrollados en que los hijos son cada vez menos, como en China que solo tienen uno.  También vemos con horror como ha aumentado la tasa de abortos y  como se está impulsando fuertemente en todos los países desarrollados o en vías de desarrollo a establecer una ley de aborto,  para eliminar las generaciones que vienen.  Con estupor vemos las cantidades millonarias de como se lucra con la vida de los no nacidos.  Satanás busca influenciar a la mujer para que crea que tiene el derecho a abortar,  que ella tiene derecho a decidir por la vida en su vientre, si nace o no.  Y así es como se han levantado muchas mujeres defensoras en favor del aborto, ignorando que están peleando en contra de su propio diseño.  Por supuesto que está forma de pensar y actuar trae muchas consecuencias,  como la aprobación cada vez más frecuente,  de esta ley en muchos países. Los argumentos que se levantan en las mujeres pueden ser muchos: por sus estudios,  por tener mayor interés en cuidar su apariencia física, por alcanzar metas laborales y financieras,  por no sufrir en su cuerpo las marcas de un embarazo,  etc,  etc.  Para ellas todos estos argumentos son válidos,  porque Satanás logró sembrar en ellas un rechazo y menosprecio por el don que Dios les ha dado.  Y quien tristemente paga las consecuencias, son los hijos. Si ellos nacen bajo esta corriente de pensamiento,  serán hijos dañados en su alma,  con rechazo,  falta de paternidad,  orfandad. Y ellos así mismo tendrán una generación igualmente dañada,  torcida en su diseño.  Generaciones que no podrán ver a Dios como Padre.

Salmo 127: Los hijos que tenemos son un regalo de Dios,  son nuestra recompensa.

 

Dios nos creó para ser la ayuda idónea del hombre,  para estar bajo la cobertura del hombre.  Ambos fueron llamados para ser uno,  una sola carne,  una sola voz.  Así, con las capacidades diferentes que puso en cada uno,  ser un complemento para guiar la familia,  los hijos.  Siendo guiados por la voz del Padre. 

Génesis 2:18 "Luego Dios dijo: no es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien que lo acompañe y que lo ayude. "

Génesis 2: 23 " Éste dijo: ¡ahora tengo a alguien que es carne de mi carne y hueso de mis huesos ! La llamaré hembra,  porque fue sacada del hombre".

 

¿Qué estrategias usa el enemigo para torcer este diseño?

Una de sus estrategias es que la mujer busque sustentarse sola,  salir de la cobertura del esposo.  No depender de él,  ser independiente.  Le ha dado prioridad al desarrollo personal,  por encima de su rol de esposa y ayuda idónea. 

Entonces vemos mujeres empoderadas,  asumiendo cargos importantes en la política,  en las empresas e instituciones, en los liderazgos. Mujeres exitosas,  profesionales,  influyentes,  pero hogares destruidos,  esposos sin voz,  anulados,  hijos abandonados,  rebeldes,  heridos.

El enemigo busca convencer a la mujer  que no necesita al hombre,  que puede salir sola adelante,  llevar el hogar y los hijos,  cuanto más si es independiente en lo laboral y económico. 

Y ella ha tomado este rol,  sobre exigiéndose,  sobre cargándose,  por tomar una tarea que no le corresponde,  criando hijos con falta de una imagen paterna,  sin referente,  olvidando que es el padre quien da identidad a los hijos. 

La tasa de divorcios crece cada día,  de parejas en situación de convivencia,  con hijos desprotegidos,  hogares destruidos.  Y lo que es peor aún,  historias que se repiten en las futuras generaciones. 

La inmoralidad sexual,  lesbianismo, homosexualidad, infidelidades, delincuencia entre otras cosas van en alarmante aumento cada día.  Si buscamos la raíz del problema,  nos encontramos con padres ausentes y hogares destruidos.  Con una esposa o esposo que decidió romper el pacto matrimonial, con hijos abandonados al mundo,  vulnerables a todo porque no están bajo la cobertura del matrimonio. 

Cuando la mujer ha sido convencida por el enemigo que su rol de esposa no la obliga a sujetarse al esposo,  gana mucho terreno.  Se rompe el diseño correcto.  Ella toma  ventaja de sus muchas capacidades, para gobernar al esposo y los hijos.  Ella toma la cabeza del hogar,  quitándole al esposo su rol,  quitándole su lugar de autoridad.  Los hijos ven este modelo torcido y lamentablemente es lo que se repetirá en ellos.  Hijas que harán lo mismo con sus esposos, hijos sin voz, sin autoridad para gobernar su hogar. 

Te animamos a  ti, mujer, maravillosa creación de Dios,  ha valorar tu diseño,  a descubrir en ti todo el potencial que Dios te ha concedido,  para  ayudarte a cumplir el rol que te ha asignado.  A medida que lo vayas descubriendo, los velos irán cayendo y serán abiertos tus ojos para ver como Dios te ve, como realmente eres. La Verdad destruirá los diseños falsos,  la luz prevalece sobre las tinieblas y te levantará para obedecer a tu diseño,  en amor por los tuyos y tus generaciones!!!

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube