ACTUALIDAD: LA IGLESIA Y LOS MEDIOS MASIVOS...

 

 

Con el uso de los medios masivos y de las redes sociales por parte de la iglesia se genera en muchos las preguntas ¿debemos exponer lo que hacemos?¿Dios se agradara de que se publique aquello que sus hijos hacen?. Estas preguntas debemos abordarlas con real discernimiento, seriedad y evitando la confusión de una falsa humildad.

Primero considerar que el acto de "exponer públicamente" se puede relacionar con la publicidad y en el peor de los casos interpretar como un acto de exhibicionismo o marketing.

Estas tres cosas son en esencia diferentes entre si y requieren que las entendamos para juzgar con claridad el uso de las redes sociales y medios masivos.

 

 

EXHIBICIONISMO

Este acto de exponer, está claramente ligado a la acción de mostrar o trasladar lo intimo a lo público, se usa directamente a lo que se refiere a la sexualidad y zonas del cuerpo ligadas a esta área.

No entra en esta categoría de “Intimo” la foto o video de un cumpleaños, viaje de vacaciones o recuerdos de una graduación, porque aunque se exhibe una actividad personal, esta se desarrolla en lo familiar y publico. Si entran en esta categoría las fotos o videos en ropa interior en una red social o las posturas que buscan sobresaltar zonas ligadas a la sexualidad, aunque no exista una desnudes aun, esta acción está claramente impulsada por la cultura pornográfica del exhibicionismo.

 

Entendiendo que el término se refiere, más convencionalmente, a la conducta o perversión de mostrar o insinuar los órganos sexuales y órganos considerados como partes íntimas, podemos entender que desde este aspecto, las redes sociales y medios masivos han puesto esta cultura de exhibir lo intimo, en los contenidos de series, revistas, documentales, películas, etc, mostrando un acto intimo de manera explícita.

 

Muchos de estos contenidos en los medios masivos han impulsado una cultura exhibicionista y pornográfica, que promueve la exposición de lo intimo como un área pública a ser expuesta para ser observada en los medios, haciendo de la sexualidad un medio de fomentar la audiencia.

Es triste por lo tanto cuando en las redes sociales no tenemos el cuidado de que es lo que mostramos o vemos, si las imágenes y videos están hechas en el molde sexista de este mundo, no importa lo que digamos, estaríamos bajo esta cultura de perversión.

 

Ahora, no todo el ámbito público es exhibicionismo, existe también la publicidad y el Marketing.

 

PUBLICIDAD

Definamos primero publicidad, la "publicidad" es el carácter público de algo, así fue definido desde sus inicios por los estudiosos y teóricos de los medios masivos, NO ES necesariamente el marketing, que es todo aquello que se publica, pero que implica la venta de algún producto, solo en ese momento estamos frente al marketing, pero en tanto no incluya las leyes del mercado, la publicidad es solo el aspecto masivo de algo, lo que se desea mostrar al exterior.

 

Publicitar conlleva una acción que busca generar reacciones en aquellos que recepcionan el mensaje y esto está íntimamente ligado al objetivo de los medios masivos.

 

Antiguamente los reyes al presentarse hacían gala de su poder y riquezas con toda una puesta en escena que dejara en claro su poderío, era la manera de hacer publicidad, este sería su carácter público, trompetas, despliegue de estandartes, coronas llamativas y parafernalia que no necesariamente entraba dentro del quehacer diario, pero que en el escenario publico debían incluirlo para masificar la imagen del reino representado.

 

De esta forma podemos hacer una clara deferencia entre marketing y publicidad.

Si lo último es lo que se muestra a lo externo sin incluir la venta final de un producto ¿Puede la iglesia o ministerio tener  y desarrollar abiertamente un aspecto público?.

 

 

 

MINISTERIO PUBLICO

Sabemos que Cristo, como mesías, comenzó su ministerio publico entre los judíos con milagros, antes de ser bautizado, Jesús permaneció en silencio durante toda su juventud, esto finalizo cuando comenzó su ministerio frente al pueblo, en estos encuentros de Cristo con la muchedumbre, había siempre un despliegue notorio de poder y señales, que dejara en claro su obra, como su investidura de Mesías, esto entra dentro del carácter de la publicidad, o esfera pública de Cristo, aquello que deliberadamente desea sea notorio.

 

Jesús habito en Nazareth en completo anonimato por más de 20 años, pero luego del bautismo hecho por Juan, Jesús comienza lo que llamamos "ministerio publico".

De alguna forma su aspecto publico fue ampliamente difundido en aquellos días en señales y demostraciones de poder, no era exhibicionismo, ni mucho menos marketing, porque no incluía un aspecto comercial, ni la venta de un producto, pero si la demostración amplia de una realidad.

 

Aun así, otras veces Cristo se alejaba de la muchedumbre en muchos momentos, ya que la demostración pública de poder le significo una fama que muchas veces lo limitaba en lo intimo, aun así no podía dejar de hacerlo, ya que tenía que demostrar su misión, su identidad como Mesías e hijo de Dios y aquello que enseñaba, el establecimiento de su reino, para esto, muchas de sus señales fueron claramente publicas y otras fueron difundidas por los discípulos posteriormente con este mismo fin.

El apóstol Juan claramente dice, que la selección de señales que describe en su evangelio, es para que el lector, leyendo crea, que Jesús es Hijo de Dios y creyendo sea salvo, busca difundir algunas señales especificas con el fin de convencer de una verdad, esto es parte de una acción publicitaria, mas no de un marketing.

El carácter público de Jesús duro tres años, y fue notorio al mundo entero conocido, luego de su resurrección, sus apóstoles contribuyeron a esta expansión de los tres años públicos de Cristo, registrando y dando énfasis en el poder y señales cuando predicaban el evangelio del Reino, todo esto puede caber fácilmente en la categoría de publicidad, ya que describe y el aspecto publico de algo.

 

El problema es que la palabra "publicidad" es para algunos un sinónimo de manipulación, dado que a la llegada de la sociedad capitalista, el aspecto publico se volvió comercial, se volvió marketing, muchas veces mintiendo para expandir una marca o producto, pero este hecho no quita, que el verdadero sentido publicitario es más bien, darle un carácter público a algo, entregando la máxima información fidedigna de forma directa, la manipulación ocurre, cuando aquello que se demuestra públicamente es falso a lo original, normalmente esto se produce, cuando las leyes del mercado gobiernan el acto público.

 

 

 

QUE DIJO JESÚS DE LO PUBLICO

Claramente el consejo de Jesús sobre "no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha" (Mateo 6:3), no está basado en que te escondas como un ermitaño o que finjamos que nada hacemos bueno, ya que muchas sanidades a leprosos, ciegos y enfermos, fueron obras publicas de Cristo ¡no las hizo escondido!, no resucito a Lázaro de noche, ni siquiera se escondió por temor a los fariseos por hacer milagros en pleno Sabath, mostro su poder a la vista de todos.

 

Este consejo de ser sobrios, está en el claro objetivo de no ser hipócritas y terminar haciendo una manipulación, actuando  para el ojo humano o para ser admirados por los hombres.

 

Pero no es una prohibición del carácter público de algo (publicidad), ni una orden a ocultar bajo la mirada de otros  aquello que Dios hace.

No veo a Pablo, Pedro o los apóstoles escondiéndose para hacer un milagro o dejando de contar en sus cartas (publicas y con fines masivos) lo que Dios había hecho a través de ellos, sino mas bien, ENFATIZANDO en que todo aquello que ocurría venia por causa de Cristo en sus vidas como forma de testimonio.

 

Cristo dijo acerca de escondernos, que debíamos ser como candelabros, en un lugar visible y que "alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que VEAN vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos." (Mateo 5:16), el problema es que en esa falsa humildad muchos han escondido la obra de Dios, no por temor del Señor, sino por temor al que dirán los hombres, no los hombres alejados del Señor, sino ¡¡los hermanos!!, que podrían acusarlos de orgullosos.

 

El punto es que cuando quitas la idea del marketing de lo público, encontraras que lo que llamamos "publicidad" tiene muchos más aspectos que solo promover un producto para ser comprado.

 

Después de observar con detenimiento estos aspectos que menciono, noto que la iglesia se miente a si misma sobre lo público, critica las fotos del hermano predicando, orando o cantando, pero a la vez sube su foto de algún hecho que desea sea visto, ambas cosas son publicidad, aunque pongas una flor, símbolo, logo y no tu rostro, estarás generando un icono que será masificado.

 

 

LA IGLESIA SIN OPINION PUBLICA

Un aspecto interesante de la demostración pública, lejos de la lógica del mercado (marketing), tiene además como fin generar una discusión, un dialogo sobre el tema expuesto públicamente, tal como lo fue en los días de Jesús, sus milagros generarían toda una controversia sobre su condición de Mesías, Nicodemo sabia que él era enviado de Dios, por que las obras publicas que hizo tenían un sello único, para este fin los milagros fueron mostrados a todos, porque solo de esta manera daría espacio a que otros creyeran en el o en su rebeldía se negaran a creer, finalmente su ministerio publico generaba un dialogo.

 

Este aspecto de la publicidad, que busca generar una discusión o dialogo, es realizado muchas veces por la prensa, que divulga un hecho día tras día, generando una discusión entorno al evento ocurrido y expuesto, a esta discusión social se le denomina "opinión pública" y esta inseparablemente relacionada a la publicidad o carácter público de las cosas, no se puede generar una opinión pública sin la publicidad de un hecho.

 

La iglesia alejada de este fenómeno de la masificación de ideas, también a dejado de generar una opinión pública en la sociedad sobre los temas que importan, por esta razón, cuando desea exponer sus convicciones frente al mundo, no cuenta con el entendimiento necesario para hacerlo, ya que satanizo los medios masivos y apunto con el dedo todo lo que le pareciera una exposición de algo, una actitud muy contradictoria e hipócrita que en muchos aspectos hemos tenido.

Digo hipocresía, ya que aun las iglesias mas tradicionales cuentan con revistas semanales donde exponen fotos de nuevos templos construidos, fotos de el numero de miembro en una convención o reunión, sin observar que todo esto es publicidad.

 

 

 

LA PUBLICIDAD y LOS ICONOS IMITABLES

Otro aspecto que hemos abandonado junto con la opinión pública, es el poder para generar modelos e iconos imitables, es conocida la historia de aquel hombre que no andaban con Jesús pero que echaba fuera demonios en su nombre (claramente imitando lo visto), los discípulos le prohibieron hacerlo y el Señor les reprocho, "No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es" ( Lucas 9:50), Jesús sabia que sus actos comenzarían a ser imitados, y así fue, por que el acto público genera imitación, y este aspecto es ampliamente utilizado en el avance cultural de las tinieblas, no así por los hijos de Dios, aun después de leer como Pablo abiertamente se autodefinió como alguien digno de imitar, por que el imitaba a Cristo, tenemos miedo a considerar este aspecto de la publicidad, la capacidad de generar un cambio por imitación.

Sin duda la difusión de los viajes misioneros de Pablo en los escritos de Lucas que hoy llamamos "Hechos de los apóstoles", contribuyo a la imitación e impulso de nuevos comisionados a la evangelización del mundo no alcanzado, un aspecto público (publicidad) de la obra de la iglesia.

 

Entonces debemos reflexionar con mayor seriedad sobre este tema, si de verdad esperamos afectar nuestras ciudades, cultura y generación, debemos considerar la publicidad de una manera más seria antes de satanizarla.

A mucha gente le molesta cuando un ministerio publica lo que hace, lo que obtiene o lo que desea lograr, a mi parecer el publicar o no publicar, no es el centro de la verdadera discusión, sino la motivación detrás de lo que se muestra, su veracidad o su mentira y los resultados de esta, si expanden la luz o las tinieblas.

 

 

 

 

CONCLUSION PERSONAL

Personalmente me gusta ver como se genera un dialogo con aquello que publico, una imagen trae una reflexión entorno a lo que exponemos, hace tiempo deje la paranoia atrás y decidí simplemente publicar, blogs, facebook, youtube, etc...Exponer abiertamente las cosas que hacemos, aquellas que son necesarias de ser conocidas (créanme que hacemos muchísimo más de lo que publicamos), con el fin de generar ejemplo, impulsar acciones, plantear temas y tirar piedras al charco de las ranas, mover esos anfibios mentales que aman el eterno estado de quietud.

 

El año pasado, después de publicar los tiempos de adoración en montes y lugares altos, hemos visto muchas iglesias sumándose en esta gloriosa acción, motivadas por Dios, pero sin duda también por aquellos videos...¡y eso es maravilloso!.

 

Sé que esto puede generar malestar en mucha gente que no comprende la motivación tras el acto público, otros se molestan porque desean que nos escondamos o que todo lo que hacemos quede en el secretismo de un grupo exclusivo, pero hace tiempo decidimos dejar atrás aquello, mi motivación es simple, si otros no saben lo que haces ¿cómo lo imitaran?¿cómo generamos un dialogo lejos de tu entorno cercano?¿cómo se unirán otros si te escondes en la seguridad?, esta es mi propia reflexión, no es una regla a seguir o un nuevo dogma de súper sabiduría espiritual, solo es mi percepción de lo que es equilibrado frente al fenómeno de lo público (publicidad).

 

Cuando pongo una imagen con la información de una actividad, sea Facebook o en una página web, esto es publicidad, cuando después de predicar a voz en cuello en la calle se grita la dirección del templo, esto es publicidad, cuando público y entrego un tratado con la dirección de la congregación, cuando envió un correo masivo a mis contactos informando de lo que haremos, esto es publicidad, un video de youtube, una foto de perfil, una frase de twitter, un hashtag, todo esto es parte del aspecto publico de aquello que muestro, sea una foto o un icono, por lo tanto es publicidad, así mismo lo es un informe misionero del trabajo en terreno o cualquier otro medio que muestre públicamente un hecho, la portada de un disco o un libro, todo aquello es publicidad, es decir, un aspecto publico...así que dado que todas estas cosas son ampliamente usadas hoy por la iglesia y no necesariamente deben ser miradas como pecaminosas, deberíamos dejar de temerle o satanizar lo público y en vez de volver al ostracismos feudal, preocuparnos de comprender como opera, su aspecto débil y su fortaleza.

 

Hay una cultura que espera nuevos modelos para imitar, nuevos aspectos desde donde dialogar.

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube