TESTIMONIO: "COSAS MAYORES VEREMOS EN ESTE TIEMPO"..

 

 

Es  para mi una gran bendicion poder compartir a travez de un medio escrito algo tan extraordinario e

 importante y dar a conocer las cosas  maravillosas que nuestro DIOS nos va mostrando desde el dia y hora en que nos hace el llamado, por ello espero ser un eterno agradecido de EL, siempre le pido que no permita que yo le olvide. Hace varios años atrás un dia 6-9-83, alrrededor de la 16 horas me estacioné con mi taxi en una esquina de mi poblacion, lo hacia de vez en cuando, en esa oportunidad mi esposa se encontraba internada en el hospital BARROS LUCO por fuertes dolores de cabeza y estomacales, la razón a esos dolores eran a causa de un embarazo de 4 meses que le produjeron una preclapcia severa, incontrolable para los médicos, era tan serio el problema que una junta de medico que vio el caso determinaron que había que hacer cesaria para poder salvar a mi esposa de lo contrario se trastornaria por causa de la presión tan alta, hicieron varias ecografias a la guagua, ( Feto para los médicos ). Cuando no dan esperanzas de vida por el poco tiempo de gestación, y las ecografias fueron negativas, y concluyen que el feto no muestra signos vitales, y es la causa por la cual la presion de mi esposa es incontrolabe, ellos los medicos deciden hacer una cesarea a mi esposa para sacar el feto que ya habia llegado casi a los 5 cinco meses de gestación, deciden hacer tal operación el dia 7-9-83  a las 12 horas.  Pero un día antes:

El 6-9-83 al estacionarme y hasta ese entonces no m edejaban ver a mi esposa por la gravedad en que se encontraba, mas de un mes no la veia, mas menos a las 16 horas comence a escribir una carta a mi esposa para hacersela llegar a traves de las damas de rojo, le puse mi tesoro y dibuje un cofre con joyas, mi corazón le dibuje un corazon, estaba en esa redacción cuando de pronto siento una voz que me ordena ir a la iglesia, me  llamó la atencion aquella voz, mire a mi alrrededor, para ver quien me decía aquello, me baje del auto, miré incluso debajo del auto, no había absolutamente nadie, subi al vehículo y seguí escribiendo, y nuevamente la voz, mas fuerte me ordena ir a la iglesia, pero segui escribiendo, algo sospechaba, y se produce la tercera orden mucho mas fuerte y me toma de la camisa en el pecho y me dice: “ANDA A LA IGLESIA”, puse en marcha el vehiculo y parti a la iglesia a la cual asistiamos los domingos no era evangelica, conocía al sacerdote de allí pero no estaba, me atendió un sacerdote joven le explique lo sucedido, no me prestó atención, acudí a otra iglesia cerca a mi domicilio, salió un sacerdote y le explique lo sucedido, me trató pesimo, me dijo:  “¿a vos te va hablar Dios?”, y me hechó.  Asi visite otras iglesias con resultado parecido, había avanzado ya el día,  regresaba a casa y encontre una iglesia evangélica abierta, los  hermanos iban saliendo de la reunion tipo 21:30 a 22.00 horas, era dia martes, retrocedi el auto, me estacione al frente y entré, ya se habian ido todos los hermanos, no obstante entre, llegué al Pulpito me puse de rodillas, y sin abrir mi boca le dije: “aquí estoy Usted me Llamó,  lo que yo le diga Usted ya lo sabe pero estoy aquí obedeciendo a su orden, fui a donde yo iba no me creyeron, Usted lo sabe todo”.  Me incorporé y voy saliendo cuando siento una mano en mi hombro izquierdo que me dice: “hermano,  El SEÑOR dice que no se preocupe por que los dos viven”, dije ¡amén!, y me fui,  no vi al hermano, no lo conoci sino al tiempo despues.  Al dia siguiente a las 12 del día suena el telefono, era una llamada del hospital para avisar que llevara ropa para la guagua, gloria a nuestro Dios, nació un dia miercoles, me dejaron verlo lo atendían 3 enfermeras de turno de 8 horas C/U para sacerle las flemas para que no se ahogase, no tenia pulmones con 5 meses de gestación, las enfermeras me decian se puede morir en cualquier momento, pero Mi Dios me habia dicho no te preocupes los dos viven.   A  los 2 dias siguientes era viernes, me invitan a una iglesia chiquita en lo espejo, entre habia una hermana en el pulpito orando, estaba ella y yo de pronto la hermana se incorpora se dirige a mi, tenia su cara cubierta por su cabello, al llegar a mi  lado me muestra sus dos manos extendidas y me dice el SEÑOR acaba de mostrarme dos pulmoncitos que son para una guagua, le dije ¡amen!,  ella no sabía de que se trataba pero yo sí y le di gracias a mi redentor, esa noche al regresar a casa me acompañó un pastor amigo al abrir la puerta mis dos hijas mayores 19 y 18 años quedan paralizadas al verme y me dicen papito que te hicieron tus ropas son blancas y tu carita es carita de niñito y resplandece.  Ante la pregunta que te han hecho el Pastor les dijo es el ESPIRITU SANTO que esta en manolo. En el hospital me dejaban ver al niño todos los días y todos los días y  se lo presentaba al SEÑOR para que lo guardara. El día domingo visitamos a mi esposa a traves de una ventana ella estaba en el segundo piso de la maternidad del Hospital Barros luco, nos podíamos comunicar  solo con señas no se oia la voz, fuimos a la quinta normal con las niñas, al regresar un vecino me dice don victor lo estan llamando de hospital que vaya urgente, me dejaron ver a mi esposa debido a que los médicos no la pudieron calmar, ella estaba llorando por mas de tres horas, estaba negra, sus labios morados, al verme me abrazo y lloraba con desesperación, le habian inyectado 3 calmantes fuertes y no dieron resultado, al llegar le pedí que se calmara, ¿que paso? le pregunte, y me dijo: “vino una enfermera pregunto por mi  y me dijo no se haga ninguna ilusion con su hijo se puede morir en cualquier momento”. Esa noticia casi la mata, estaba en cuidado intensivo no le podian causar ningun mal rato, las palabras de la enfermera casi le cuesta la vida, recién operada de cesarea, estaba boca abajo, con suero y otros elementos en su cuerpo, ella ante la impotencia se saco tod, se sento en la cama y no dejó de llorar, gracias a Dios que me permitió hablarle de El y le dije no haga caso  ni a enfermeras ,ni matronas, ni medicos , ni practicantes, a nadie que te venga a decir nada del niño, por que nuestro Señor me dijo: “no te preocupes los dos viven”,  se calmó, le volvieron los colores y la hice sonreir, quedo tranquila gracias al Señor, le dije: “voy a orar por ti” y así lo hice. Posteriormente Fue dada de alta, cuando ya habían  pasado 3 meses de lo sucedido y me cuenta lo que paso ese dia del llanto, no se atrevia a contarme lo que sucedió aquella noche en el hospital, fue la unica noche que pudo dormir, pero desperto al sentir la presencia de alguien a los pies de su cama, me dice: “era un varón con ropas blancas, y le pregunto quien era, algun medico, y lo mira bien le llaman la atención  su ropa blanca y las mangas hanchas, ella le pregunta y tu quien eres, el Varón sin abrir su boca le dice YO SOY JESUS  Y H E VENIDO A DECIRTE QUE NO TE PREOCUPES PORQUE A TU FAMILIA LA TENGO EN MIS MANOS , EL LE MUESTRA LAS MANOS Y  ELLA LE VE LAS MARCAS DE LOS CLAVOS.  Al irse el SEÑOR no salio por la puerta sino atraveso la muralla.  En la mañana las otras mamitas se preguntaban unas a otras si habian sentido ese calor tan especial en la noche, mi esposa no dijo nada por temor a la vergüenza, este hecho tan maravilloso no se atrevia a contarlo por temor a que la llamaramos “ loquita”. Este testimonio se los comparto para que puedan ver y experimentar que para Dios no hay nada imposible…y cosas mayores veremos en este tiempo!!!

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube