ACTUALIDAD: GUANTES Y CONCIENCIAS, ABORTEN LA MISION....

 

 

[ “Vi salir a esa niña por el canal del parto mientras la madre sudorosa y agotada seguía en ese frio pabellón. Los médicos y matronas estaban allí haciendo barra con sus uniformes verdes.  El padre apoyaba a su mujer tocándole los hombros pero no despegaba los ojos de su hija toda mojada que acababa de salir… ]

Las ciencias médicas, en especial la medicina desde donde se anclan otras áreas como la obstetricia, la enfermería, la nutrición, la kinesiología como tantas otras disciplina han cargado en su forma de pensar los parámetros disciplinarios de lo conocido como “Bio-Médico”, es decir, una forma de concebir la realidad en que lo físico, lo corporal y tangible es aquello que está sufriendo una alteración o “enfermedad”, ignorando otras dimensiones que funcionan en paralelo. Desde la época del Renacimiento que se desligó a la “salud” de las profundas e innegable cuestiones espirituales provocando la anulación de Dios de la ecuación lo que ha permitido el surgimiento de “terapias y tratamientos” sin un filtros de sabiduría y temor que atentan de manera deliberada a la población y la naturaleza humana.

El cuerpo es hoy por hoy “el todo”. Con éste comienza y a la vez termina toda la realidad de las cosas porque se considera como sensato y veráz solo aquello que éste puede ver, oler, tocar, degustar y oir.  Esto ha provocado que el ser humano pueda entender solo una pequeña fracción de la realidad acotada meramente a la percepción de sus sentidos siendo la causa de esto, la separación entre el hombre y el Espíritu de Dios por la caída en el Edén. La salud con sus prácticas y tratamientos es un sistema que no queda fuera de lo ocurrido: está corrompida al igual que todo lo que puede ofrecer. De lo anterior conocemos muchas de las prácticas aborrecibles y experimentales que se han llevado a cabo a lo largo de la historia, siendo el aborto una de ellas, la cual quiere abrirse paso a la legalización.

¿En qué momento pensamos que un hijo tendría el valor de un apéndice inflamado capaz de ser extirpado? ¿Cómo llegamos a la idea de que podemos matar a un ser humano como si fuese un tumor? ¿Acaso tiene la vida de un ser humano el mismo valor que un órgano?

Un eslabón que podría dar algunas respuesta a las interrogantes es que hemos desentendido el inmenso valor y misterio del cuerpo humano como: 1) la última y suma creación hecha por Dios para contener su Espíritu. 2) El medio que permite manifestar y representar la realidad espiritual de Dios en la Tierra. Claramente entender esto cambiaría la percepción y valor del ser humano, desde que es concebido en lo físico y las cosas que se hacen diariamente. Son dos principios que no solo preservarían la vida del que está por nacer sino que mejorarían la calidad de vida que llevamos (salud).

No hay humano alguno que no haya pasado por la Fecundación, Gestación y Nacimiento aun Adán y Jesús pasaron por ese proceso. La fecundación y gestación del hombre es una historia acelerada de solo unas cuarenta semanas aproximadamente, que al ser desacelerada y revisada puede resumir el Génesis por excelencia. La Creatividad de los Cielos se funde con la materialidad de lo físico, las células se multiplican a un ritmo colosal, avanzan, se diferencian y corren -como cada creyente- hasta llegar a las formas, tamaños, funciones y lugares que les corresponden en el cuerpo. Es un milagro todo el proceso de maduración hasta que el cuerpo humano está formado en plenitud.

El aborto es una transgresión integral - no terapéutica - que se abalanza contra lo humano dejando profundas lesiones corporales, almáticas, psicológicas y espirituales. No es posible compararlo con un tratamiento alguno debido a la dureza de la acción misma. Existen por ejemplo tratamientos invasivos en que parte del cuerpo humano pierde su acción natural, por ello con los conocimientos de la medicina actual se reestructuran conexiones biológicas, se hacen injertos de piel, de órganos y vasos sanguíneos, se amputan cosas, se ponen otras, se “clava y atornilla”, se “martilla, aserrucha y cose”, etc. A pesar de que se realicen procedimientos y técnicas que requieren de mucha creatividad y que son bastante descabelladas con el cuerpo, en todo momento se apunta a favorecer la vida del individuo. El aborto con el fin terapéutico entonces sería el único tratamiento en que se mata a un ser humano con el fin de mejorar la salud; es por lo anterior incluso comparable con homicidio por tráfico de órganos, en que se matan individuos y se roban sus órganos para mejorar la salud de otros. El aborto es una acción repudiable que atenta contra la naturaleza del hombre, una obra y artilugio, un mero fruto de la naturaleza caída del hombre que da golpes al aire.

El sistema de Salud, su incongruencia de promesas

Cada vez que un personal de salud habla sobre su opción a favor del Aborto, aun más en aquellos que cometen tales acciones “terapéuticas” existe una contrariedad entre lo que se dice y lo que se hace. La postura del personal de salud debería estar alineada a la esencia innata de sus promesas –inclusive juramentos- realizados en las investiduras, licenciaturas y otorgación de títulos profesionales que en síntesis abrazan el resguardo de la vida, cuestiones bioéticas como no hacer daño, apuntar a generar beneficios, permitir la equidad y el respeto de las decisiones personales del otro. Por lo que el juramento hipocrático y otras promesas que ellos mismos realizaron sería un juicio autoimpuesto.

Durante la preparación universitaria que he tenido durante estos años he podido entender sobre la integralidad del ser humano. Desde el mundo del átomo, las moléculas biológicas principales hasta las partes y funciones de los órganos del cuerpo, el cómo se relacionan los sistemas biológicos unos con otros, cómo se echan a perder y cómo se arreglarían; he podido estudiar cómo el ser humano llega a ser creado desde su fecundación, cada etapa de su ciclo vital incluyendo su psicología hasta su “muerte”. Se me ha permitido verlo como un proceso, a la vez como un evento y un universo, como un punto y a la vez un sistema multidimensional. Definitivamente es la creación suma del Padre y aun emana de ella eso “divino"; creación que se ha caído pero que posee todo a la mano para reintegrarse a su función espiritual y eterna, de redimir acciones y elevar sus pensamientos a la creatividad y solución de Dios.

Existe un espectro muy grande de soluciones tanto terapéuticas como institucionales y de ayuda para mujeres en el embarazo. Lo que está claro definitivamente –incluso estudiado por las consecuencias que provoca- es que el Aborto jamás será saludable, ni menos humano.

[… ella seguía conectada por el cordón umbilical a las profundas entrañas de su madre, estaba sumamente roja y lloraba. Fue mágica la serenidad que tomo cuando fue puesta en el pecho de su madre. Allí las desconectaron cortando el cordón. Ver esa imagen aun me estremece. Todo el proceso está estudiado y etapificado pero aun es un misterio; es natural pero abismalmente sublime…” ] 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube