LA FAMILIA: IDENTIDAD Y ENTORNO

08/10/2014

Por Jizell Torres

 

La familia es el vinculo en donde se genera un aprendizaje sustancial, es en donde cada uno de quienes integran el conjunto familiar comienza a creer de alguna forma diferente a como creen los integrantes de familias incluso del mismo círculo.  En la familia se potencia el sentido de pertenencia, la identidad y la forma única de relacionarse e interactuar, la importancia del saber quienes y como somos, que tenemos y que hacemos que nos diferencia e identifica. Es como nos definen y definimos nosotros mismos. Desde pequeños el trato que tienen nuestros padres con nosotros y no solo ellos, también nuestros abuelos, tíos, primos, incluso compañeros y profesores de la escuela siembran y depositan una forma de vivir que tal vez no se adopta de inmediato, pero los recuerdos se comienzan a escribir y moldean las identidades propias de cada niño.

 

La identidad siempre estuvo en nosotros, pero es diferente cuando la entendemos y practicamos. Aunque nunca desapareció ni dejo de existir por un mal comportamiento. Creo que desde el lugar donde nacemos, el tiempo, familia que nos tocó ser parte, son incluidas a nuestra identidad. Legalmente existe la cédula de identidad que contiene información de nosotros importante, que sin ella no podríamos ser reconocidos, nuestro nombre y apellido, nuestra huella digital y rut, parece ser obvio que los nombrados, son elementos importantes que no podriamos no dejar de obtener, pero esto es algo permanente que aunque nuestras personalidades cambien, los amigos que escogemos a través del tiempo, nuestros intereses y formas de vestir sean volubles. Existe un papel legal que declara mi identidad permanente en la sociedad.

 

Recuerdo que cuando tenia al rededor de 11 años habían pensamientos en mi de amargura, aunque sabia que mi familia siempre estaba cerca y que jamas recibiría de ellos un rechazo o  malas palabras, mis pensamientos manifestaban otras cosas. De vez en cuando creía que querían mas a mi hermano, aunque ellos siempre fueron equitativos en todo o en momentos me cargaba que fueran tan sobreprotectores ,aunque siempre me cuidaron como debían hacerlo. La manera de ver todo a esa edad estaba totalmente contaminada, veía todo distinto a como era en realidad, era un tiempo de mucho conflicto, esa edad en donde todo lo que uno dice y hace se ve atacado por los demas , sentía progresivamente que debía decidir entre mi familia y la forma que eran mis compañeros del colegio, porque eran ambos polos muy diferentes. Al pasar los años tambien tenia problemas de autoestima, no me gustaban algunos rasgos de mi rostro que ahora pienso que si esos rasgos no los tuviera, no seria yo, asi cada año tenia un problema diferente, que solo podian surgir al interactuar con modelos familiares distintos al mio. Estos conflictos de tipo identitario no ocurren en todos los jóvenes de la misma forma, pero no comienza todo en lo que todos llaman pubertad, esta etapa es sólo la edad de mostrar quien quiero ser aunque esto me lo refuten mis padres, pero ya apenas cuando somos expuestos a este mundo, se necesita un cuidado especial. Aún cuando estábamos en el vientre de nuestra madre podíamos recibir de inmediato lo que ella también recibía, mas aún cuando no hay ningun organismo biologico que me proteja dentro del vientre de nuestra madre ni agua fisica que permita oír todo desde mas lejos. Al nacer se practica mas nuestra capacidad innata de absorber todo lo que hay en nuestro entorno, pasando luego a ser protagonista en situaciones que son importantes en nuestras formación y que mientras más nos abramos a recibir de lo que no debo, el verdadero espíritu de nuestra identidad es corrompida y contaminada. En nosotros fue depositada una semilla eterna que nunca se borrará, es un papel legal como la cédula que nos permite solo realizar tramites legales, en donde la huella digital y el rut son únicos y nadie puede plagiar ni yo tener uno igual incluso al de mi hermano.

 

Cuando tenia 15 años me di cuenta de algo que pocos reconocen, siempre estuve en el lugar correcto, nací en el lugar indicado, no necesitaba conocer mas, o talvez solo necesitaba saber pero no involucrarme en lo que hacían los demás, mi vida comenzó a tomar otro rumbo, tomé decisiones importantes, luego yo era la niña diferente, pensándolo bien eso nunca fue malo, la gente me quería y no por ser igual a ellos y eso ya suena extraño, siempre se dice que necesitas ser igual para que te acepten y en realidad mi entorno esperaba que yo fuera como soy. Todo esto se fue dando y no pasaba completamente por mi voluntad, si bien me dispuse a no dejarme llevar, pero luego me hice consciente que fui guardada toda mi vida y aun es así, con estudiar lo que estudio, tener cercanía con quienes debía y no porque fuera yo, creo que cada uno lo hemos sido en algún área. Siempre hay un punto de origen en donde podemos volver a llegar, volvernos a nuestro diseño para continuar por un propósito que nadie mas tiene. No todas las familias son iguales, entiendo que no todos tienen las mismas experiencias, y es que eso también es diferente, no necesitas experiencias igual a la mia para decidir volver a tu diseño original, para decidir ser un niño, joven o un adulto que no se contamine con lo que alguna vez absorvió. Creo que no fuimos una equivocación, pero es nuestra decisión ser algo no forzado, no intentar ser el ejemplar de lo que ya existe. Creo que nuestro entorno pide Pureza, necesita que cambies tu forma de pensar, si eso no cambia, el conflicto será permanente en todo lo que hagas, porque estas forzando y manipulando lo que ya es. Siempre estuvo todo pensado, pero mientras mas nos quejemos del entorno donde nos toco vivir menos probabilidad existen de cambiarlo, necesitamos valorar nos y reconocer quienes somos, conocer que es lo que hace que aunque todo cambie, existe algo permanente, que debo potenciar de acuerdo a lo que tengo y soy.  

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube