REFLEXION: LA BATALLA INTERNA DE LA LUZ

07/10/2014

Por Simón Aquino

 

La luz es lo que nos permite ser y vivir, no se puede concebir la vida sin luz, el hecho de que la luz solar toca nuestra superficie terrestre cada mañana, es lo que ha permitido que la flora universal crezca, y que por ende la fauna sobreviva, es el ciclo del medio ambiente que parte con la luz, esta es indispensable para el ciclo de la vida, necesaria para generar orden y armonía en un sistema, cualquier lugar que se encuentre en tinieblas será objeto de muerte.

 

Éxodo 10:22 Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. 23 Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones.

 

Imagine por un momento no poder ver a dos metros de distancia, funcionar por el oído, un sentido que puede ser engañoso para los que no tienen practica, ya que las ondas de sonido rebotan y pueden engañarnos desde donde se originaron. 

La luz es indispensable para vivir, Israel estaba aprendiendo una lección notable, porque ellos tenían luz en sus habitaciones, nuestras habitaciones somos nosotros mismos, Dios a escogido habitar en nuestro espíritu, el problema es que a veces nuestro espíritu tiene luz, pero nuestra alma está llena de densas tinieblas, verdaderas cavernas del olvido, pantanos de pecados ocultos, sombras de recuerdos terribles, imágenes terroríficas del dolor del pasado, caos y tinieblas, que nadie conoce y que mantenemos ocultas en nuestro interior, esperando que llegue algún día la luz a ese lugar del alma.

 

Job 12:25 Van a tientas, como en tinieblas y sin luz,

Y los hace errar como borrachos

 

Las tinieblas intoxican, todos hemos visto alguna vez un borracho, ellos son gente que intoxico su sistema biológico con alcohol, provocando que sus sentidos dejen de funcionar adecuadamente, pierden el equilibrio, la capacidad de orientarse en el espacio y el tiempo, pierden la habilidad motriz de hablar y caminar, ya que el alcohol ha intoxicado su sistema biológico, de la misma manera las tinieblas del alma nos intoxican, pecados ocultos, recuerdos terribles, heridas que cada día se llenan de pudrición a causa de que están ocultas y no han salido a la luz.

 

Hace algunos años yo coleccionaba comics de Batman, para mí era unos de los personaje más destacable del mundo de superhéroes de ficción, tenia muchísimos comics de este personaje, hasta que un día decidí renunciar y deshacerme de ellos, sin embargo en el verano de este año el Señor empezó a decirme que debía romper con el orgullo oculto en mi alma, para mí era muy fuerte, por que escuchaba a Dios decir “eres un orgulloso” yo le decía al Señor ¿Porque? y El me respondía “Porque nadie te conoce tal cual eres”, eso fue muy duro para mí.

 

Estando una tarde en oración a causa de lo que Dios me decía, vi al personaje de Batman frente a mí, en esa postura típica de él, en que está cubierto por la capa mirando fijamente al frente, el de pronto abre los brazos y de entre la capa salen murciélagos y Dios me dice “así eres tú, hermético, nadie sabe los murciélagos que hay dentro de ti”, me puse de rodillas y le pedí a Dios que me dijera que hacer, El me respondió “Expónete a la luz”.

 

Eso tenía mucho sentido, los murciélagos habitan en las tinieblas, y Batman es el superhéroe que funciona en las tinieblas, porque el mismo está lleno de secretos que jamás nadie sabrá, sin embargo la luz podía repeler a los murciélagos, exponerme seria traer luz a mi vida.

 

Así que busque unos ministros que entendieran lo que quería hacer y me reuní con ellos en su casa, estuve toda la tarde contándoles mis debilidades, pecados, mis fallas, ellos me escucharon y luego oraron por mí, fue una bendición porque tuve que morir al orgullo de querer mantener una “imagen de piedad”, tuve que permitir ser contado con los pecadores, como Cristo en la cruz fue puesto entre ladrones.

 

Todo fue traído a la luz, unas semanas después lo volví a hacer pero ahora a un grupo de intercesores en Colombia, luego lo volví a hacer unos meses después con el equipo de intercesión del ministerio, ahora es un practica entre nosotros que nos sana y mantiene libres de lo oculto.

 

Puedo decir que la luz es más que dejar de pecar, es más que una revelación, es subir a la cruz con Cristo y dejar de pensar “¿Qué van a decir de mi?”, eso dejo de importarme, la gente sabe ahora quien soy, cuales son las debilidades con las que peleo, cuales fueron mis traumas más severos, eso ha traído sanidad a mi alma y luz, la luz es justicia y la justicia es el cimiento de su trono

 

Santiago 5:16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

 

Please reload

Últimas Publicaciones

October 12, 2018

October 5, 2018

Please reload

Corporativo

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube